Gen del Alma y Super Uco

Tercera vez que presencio un seminario de los Michelini. Fue en CAVE y estuvo la familia Michelini, con Andrea incluida que es la mujer de Gerardo.
Asistir a los seminarios de CAVE resulta una experiencia refrescante, instructiva y maravillosa. Hoy además, en el encuentro había una perla Paz Levinson ¡barilochense y una de las mejores sommelier del mundo!Paz levinson
El primer vino que probamos fue del proyecto Gen del Alma de Gerardo Michellini y su mujer Andrea Muffato se llama Ji, ji, ji Chenin 2014 es un vino sin filtrar con uvas de una finca de 7 hectáreas en la localidad de Gualtallary, región de Valle de Uco, provincia de Mendoza.
Nos contaron que los hermanos Michelini actualmente están haciendo 70 vinos y cuentan con cuatro proyectos que son Zorzal Wines (una de las bodegas más grandes liderada por Juanpi, Gen del Alma, Passionate Wines de Matías Michelini y Super Uco de todos los hermanos.
Zorzal Wines fue la primera bodega fundada en el 2008 con socios canadienses.
Hace muchos años los Michelini fueron a Francia y se dieron cuenta que en el Loire muchos productores utilizan la uva chenin…Entonces, una vez de regreso quisieron hacer lo mismo acá en Argentina. Sin embargo, muchos viñateros habían arrancado plantas de chenin para plantar Malbec, y es que es la uva más rentable.
Pero ese buscar incansable de quienes me gusta llamarlos “exploradores de uvas y suelos” hizo que dieran con un productor que sí tenía plantas de chenin. Un empresario con
bastante plata que posee muchos camiones, comenta Gerardo. Fue así como este buen señor les vendió un poco de uva.
La primera vendimia fue en el 2010 con dos fermentaciones en huevo y con trabajo de borras de un mes. Matías nos indicó que este vino proviene de un viñedo de los setenta, la viña tiene cuarenta años. La Chenin es muy productiva, da racimos grandes es el sistema de parral y es sensible a la botritis. Cosechada a tiempo da vinos sumamente frescos.
GenAndrea y Gerardo continuaron diciendo que habían elegido el nombre Ji,Ji,Ji para hacer entender la risa de la travesura. ¿Cual fue esta travesura?  Y que muchos le decían que no lo iban a tomar, que con la Chenin no se puede hacer mucho y que bla,bla,bla. Y ahí está, yo agregaría: “el que ríe último, ríe mejor”. El vino no se filtra, probaron y entendieron que les quitaba la esencia, el alma al vino. Entre risas Gerardo, espetó que “el Chenin y el Sauvigon Blanc salvó nuestro matrimonio”, porque ahora tenían algo de qué hablar.
El segundo vino que catamos se llama Ji, Ji, Ji Malbec – Pinot Noir es una co fermentación. El vino tiene una excelente acidez, con fermentación carbónica. Muestra lo que es Gualtallary.
Los Michelini tienen la suerte de viajar y allí aprenden mucho y siempre, continuamente están pensando en los vinos que prueban hacerlos en nuestro país.
Ahora, explican están fanatizados con Galicia, con España y así van buscando ideas, Gerardo dijo: ¡una usina de ideas!
El tercer vino se llama Otra Piel Blend 2015 es una cofermentación de Cabernet Franc (aquí en el blog hablamos de esta cepa), Cabernet Sauvignon (también comentamos) y un 10 % ciento de Pinot Noir. Este vino se fermentó en una ánfora semi enterrada. Así tiene la misma temperatura todo el año. Las fermentaciones son de treinta a cuarenta días.
Montesco Agua de Roca 2015 de Passionate Wine un 100% Sauvignon Blanc…Y este fue el turno de quien para mi fue el primer Michelini que conocí, de Matías. Con mucho orgullo aclaró: ” de los veintidós vinos que tenemos este es el que más quiero”. Y dijo el porqué. Cuando el trabajaba en otra bodega se llevó a cabo una cata en donde cuando llegó el momento que iba a servir un Sauvignon Blanc, un periodista inglés le dio a entender que no lo sirviera y que se dedicaran a otra cosa…Fue un punto de quiebre ta,l que Matías viajó y pensó vamos a hacer un Sauvignon Blanc diferente a los que se vienen haciendo. Desde su experiencia relató que pasó por los estilos de Australia, de Chile (expresivos) y finalmente su corazón lo guió a hacer Sauvignon Blanc rústicos. Son de parcelas de una hectárea y media que se encuentran a 1500 metros sobre el nivel del mar. La uva se fermenta en los famosos huevos de cemento. Matías con la pasión que caracteriza, expuso que los Sauvignon de antes eran con notas a arveja a ruda, entonces reparó que esos vinos no hablaban del Valle de Uco. Por eso él quiso que Agua de Roca sea austero, expresivo en nariz, pero ligero en boca, un vino de montaña, de ahí el nombre Agua de Roca y trae otra experiencia que vivió cuando conoció en Francia a Daguenau, un productor del Valle del Loire que le hizo degustar unas muchísimas formas de Sauvigon Blanc, fue uno el que cuando Matías lo bebió dijo: “¡¡esto es como tomar agua de roca!!”! Y pensó “cuando haga mi vino le voy a poner así”Mtías Michelini
.El quinto vino se trasvasó y fue el Torrontés Brutal 2014. El primero que vinificó fue un 2011. Matías veía que nuestro país los Torrontés eran cada vez más limpios y que perdían esa parte bruta. Cada vez eran vinos Torrontés más “chetos” (lo dijo con una hemrosa tonada mendocina). Así fue como realizó un vino más boca y en parral y fermentado en huevo, 60 días de maceración con su piel, así el vino es aún más amargo. Luego barrica de un año y medio . En boca potencia aún más su frescura, con la estructura de un tinto. “Quise hacer un torrontés para comer con carne, con el asado, con las mollejas”.
En estos vinos no se agrega nada, ni levaduras seleccionadas, ni bentonita, nada para estabilizar son vinos naturales. Hay añadas con más color que otras. A veces casi naranja, como el vino naranja que está tan de moda. Agregó: “hay tres vinos naranja con denominación Brutal: un Torrontés, un Gewürztraminer”, (y el otro no me acuerdo cual dijo.
Matías también nos confesó que mucha gente los critican de lanzar al mercado vinos de ensayo, sin embargo en todo momento estos vinos demuestran que hay un excelente y verdadero trabajo para sacar el producto más digno. Son todos unos  “exploradores de uvas y de vinos”.
Ellos trabajan por la honestidad por mostrar el vino tal cual es y sin maquillaje.
El sexto vino que probamos fue Diverso Syrah 2013 de Gualyallary. El vino no posee sulfitos (responsables de conservar el vino). Es un vino fresco, lineal, con caracter, estuvo un año en botella.
Basta de pavadas” Ja, es lo que dicen los Michelini, cuando quieren pasar a otro tema.
El séptimo vino fue Calcáreo Coluvio Altamira 2013 hecho con el cuarto varón (entre risas era el que antes se tomaba todos los vinos). Es un vino redondo.
Calcáreo Río de los Chacayes 2013 fue el octavo vino, el nombre por el río que ahí pasa y que fluye, como lo que la familia hace: fluir y además ese río es el que le da desde ya otra característica al vino.
Calcáreo Granito de Tupongato Malbec 2013.  Este vino es más apretado y las notas de cal y tiza del terroir sobre salenTodos estos vinos todos dentor de Superuco en donde es un lugar para vivir. Es donde se deja jugar a los niños, en donde cosechan, entre chicos y nietos parece tienen veinti y pico. También nos contaron cosechan flores de manzanilla. Super Uco es un proyecto, en la parte alta de Valle de Uco….Y ahí fue el momento en el cual comenzaron a hablar de su infancia, de sus abuelos y de su padre ingeniero civil a quien su abuela le dijo que tenía que estudiar y no trabajar en las viñas. Con este mandato los hijos, rescataron la profesión del abuelo, que sí era viñatero y han hecho un mundo del vino. Definitivamente va a ver un antes y un después luego de los Michelini. De hecho el hijo de Gerardo y Andrea, Manuel elaboró Plop (toma su nombre del personaje de la historieta Condorito).
La madera nueva que los Michelini usan para el vino es para los básicos, sino son de la idea de usar los de tercer y cuarto uso para los vinos premium.. Actualmente nos expresaron que buscan como locos la tonelería antigua, ya que cuenta con mucha porosidad. Se dieron cuenta la forma influye en un vino. La barrica da vinos redondos, el huevo da vinos estirados, filosos.
Para los Michelini los vinos de años atrás eran muy iguales, ahora hay una diversidad importante.
Se mencionó el viento Zonda tan típico de la zona norte y se me ocurrió que los Michelini xon como el viento Zonda, el “viento de los locos”. Donde van, donde están se hacen sentir y sus ideas a veces parecen un poco locas, aunque las que prosperan son espectaculares.
Concluyó oto seminario sumamente enriquecedor, en donde una vez más estuve frente a una familia, como la Zuccardi, próspera, que trabaja con pasión, amor por lo que hacen en pos de crear vinos excelentes, con lo mejor del terroir,
Momentos así son increíbles porque se puede ver el esfuerzo y el esmero que la gente le pone en hacer un producto que nos deja super bien parados a todos los argentinos.
Muchísimas gracias hermanos Michelini, Paz Levinson y CAVE por brindar estos seminarios.
La carrera de sommelier lleva su tiempo, por suerte muchas son las veces donde hay más alegrías que aristas.

Los michelini
Juanpi y Matías Michelini

¡Que viva el vino argentino!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .