Altos Las Hormigas, una bodega con herencia toscana

20171020_173457El año pasado participé de una charla magnífica a cargo de Leonardo Erazo el enólogo de la Bodega Altos Las Hormigas.
Se realizó en Bassa y la presentó Matías Prezioso, el presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers.
Leo nos contó que la visión de los dueños de Altos Las Hormigas era apostar al Malbec.
La bodega nació en el 95, en la provincia de Mendoza. Profesionales del vino italiano le dieron vida. Es una bodega que nunca perdió el foco. Alberto Antonini y Antonio Moeschini lideran este proyecto. Alberto Antonini es un winemaker experimentado en bodegas toscanas Antinori y Frescobaldi, dos familias lideres en hacer vinos, además ha participado de numerosos proyectos del Nuevo Mundo.

Leo es chileno (en su tonada lleva la bandera), nos contó que tiene 28 vendimias, para un enólogo significa mucho. Pensá que si no tienen la posibilidad de viajar, son pocas las oportunidades de cosechas.
Es el viticultor más joven del equipo de Altos Las Hormigas, en busca de experiencia vitivinícola estuvo escudriñando los viñedos del mundo por 10 años.
Estuvo por Stellenbosch (zona de vinos de Sudáfrica) y en Nueva Zelanda, en la Toscana, en el Loire.
Leo es un apasionado del vino, de la geología de los suelos. Así, con una charla apasionante pasamos al primer vino que probamos que fue Alto Las Hormigas 2015 con uvas provenientes de suelos calcáreos. Leo nos preguntó si conocíamos el calcáreo y enseguida lo relacionó con el Langhe (zona de colinas en el Piamonte, Italia) de donde proviene el vino Barolo. Super didáctico y claro expresó: “estas uvas son de Gualtallary. Todos envejecen en fudre (un tonel de gran capacidad). El vino presenta una fineza y elegancia. Tiene algo de nervio que es lo que le otorga la estructura del calcáreo. Se siente el grano fino, la textura de tiza. La estructura tánica es la huella digital del suelo. No se le agrega levaduras nativas. Se le siente una acidez noble. No le agregamos ácido tartárico. El trabajo al mosto es sólo por gravedad.

20171102_173945
Foto: extraída del folleto de la Bodega Altos Las Hormigas

Luego quisimos buscar otro estilo de vino. Es una bodega que hace todo con pasión. Si quieren un tipo de Malbec amaderado no es este. Yo hice mi tesis en calcáreo. Son vinos austeros, vinos tímidos. Barolo es la mejor expresión.”
El segundo fue Alto Las Hormigas 2014 en nariz presenta aroma a pimienta blanca, le cuesta un poco más abrirse. Está joven con una textura fina, elegante, tiene acidez natural.
El tercer vino fue un Alto Las Hormigas 2013 y aquí Leo nos comentó que “en Mendoza si te agarra un día con mucho calor, todo se acelera”. Acá se siente más fruta negra, más regaliz (siempre mencionamos los caramelos 1/2 hora para identificar el sabor). Un vino con taninos, que a decir de Leo son los que le aporta el terroir, taninos finos.
“Hoy tenemos casi todo certificado, orgánico.”
20171020_191427
Los otros tres que probamos fue el Alto Las Hormigas 2009 de Vista Flores, bien fresco este vino pasó 16 meses por madera en barrica de roble francés.
El Alto Las Hormigas 2006 el 70 % del vino es de Perdriel (Luján de Cuyo) Leo expresó que de este lugar era donde se hacían los vinos antes. El suelo posee bastante arcilla.
La joya de la abuela fue el Alto Las Hormigas 2001 con 13° de alcohol, para algunos presentaba notas de evolución a mi me gustó, es otro estilo de vino. Este vino Leo dijo: “fue hecho como se hace ahora, aunque tiene 17 años!”.
La cata se completó y maridó con exquisitas tapas de Bassa. Su chef de cocina es Pablo Campoy.
Bassa no sólo es restaurante sino tambien un excelente barra con amplia variedad de tragos. Si estás cerca, tu oficina está ahi nomás es la gran opción para el after office.
Se encuentra en la calle Basavilbaso 1328.

20171020_191849           20171020_192215

 

 

20171020_190142

20171020_190133 (1)

 

 

 

 

 

Degustamos riquísimas croquetas de arroz y queso cuartirolo, pinchos de langostinos, unos blinis con mozzarella y pesto y también unas brusquetas con una pasta de tomate y algo más, que no te sé decir, todo estaba delicioso.

Una linda oportunidad que brindó la Asociación Argentina de Sommeliers para seguir formándonos en esta espectacular profesión. ¡¡Felicitaciones a Leo Erazo y a la Asociación!!

“Si bien la penicilina cura a los hombres, el vino les hace felices” .
                                                                                                             Sir Alexander Fleming

Muchas gracias por tu visita, nos encanta saber qué es lo que te interesa y que artículo te llama más la atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .