Perfumes del vino: aromas primarios, secundarios y terciarios

pasa20190708_135505

A la hora de catar un vino hay infinidad de perfumes y de aromas.
Hoy te vamos a hablar de los aromas primarios, secundarios y terciarios.
Sabemos que las primeras veces que catás un vino no es fácil distinguirlos.
La clave, es no desistir y cada vez que tomes una copa de vino (siempre por el tallo), acerques bien la nariz e inspires para ver qué sentís. Cerrá los ojos, inspirá y volvé a hacerlo.

La primera nariz en la cata de un vino la hacés sin agitar la copa. Luego vas a girar la copa suavemente, desde la mesa, o si te animás, con la copa elevada. Y ahí con “la segunda nariz”, vas a sentir otras fragancias.

Aromas primarios: son los aromas propios de la variedad y se sienten más en los vinos jóvenes. Aroma a fruta, notas florales a jazmín y vegetales. Se perciben en los vinos blancos notas a ananá, pera, algunos cítricos. En tintos, aromas a violetas, ciruela, frutas rojas, frutillas, grocellas, también aroma a moras, algo de pimienta.

Aromas secundarios: son los típicos de la fermentación alcohólica y de la fermentación maloláctica (cuando el mosto pasa de tener el ácido málico al ácido láctico).
Estos aromas le dan cierta estructura al vino.
Vas a sentir aromas lácticos, o a levadura, manteca o mantequilla, algo de crema o nata.

Aromas terciarios: son los aromas que le otorga la crianza en madera, es decir cuando el vino a pasado por barrica de roble francés, americano o cuando ha pasado por los fudres o toneles (los bien grandes). A estos aromas se los denomina a veces como el bouquet.
Sólo en algunos vinos blancos que han pasado por madera, aroma a flores secas, coco, y en los tintos aromas a tostado, ahumado, a vainilla, notas balsámicas: a pino, a eucalipto.
Y la lista sigue, quisimos hacerlo sencillo para empezar a entrenar tu nariz.
Tips sencillos de qué sentir al catar un vino.
Cómo todo en la vida, tenés que darte tiempo, es de a poco. Un entrenamiento, que la mayoría de las veces es apasionante.

Una buena sugerencia, puede ser que lleves notas de cata, cómo hacemos los sommeliers o como muchos amantes del vino. Eso ayuda a modo de guía y a ir creando tu propio registro de aromas.
Finalmente dejate llevar por tu intuición.

“El mundo está lleno de pequeñas alegrías, el arte consiste en saber distinguirlas.”
                                                                                                                                 Li Po

¡Siempre es un placer que nos visites, te esperamos en la próxima entrada!
¡Muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .