La riquísima y fantástica créme brulée

Cremebrulee
La créme brulée es uno de los postres favoritos de varios. Es de origen francés a base de crema y de yemas.
Para este día de la madre te proponemos esta maravillosa receta.
Hay tanto por decir y por agradecer sobre nuestras madres. Por la paciencia, el amor en cada uno de los días y sus momentos compartidos.
Las madres son seres maravillosos y especiales y cada uno de nosotros tenemos nuestra versión.
Homenajeala hoy y siempre, esté o no a tu lado.
Desde Vinos y Pasiones queremos enviar un gran abrazo a  Delia -mamá de Agustín-y a Ana, mi mamá. Madres de pura cepa y desde ya a todas las mujeres y personas que cumplen un rol maternal en sus vidas.
¡Muy Feliz día!

Ingredientes
– 250  ml  crema de leche o nata
– 250 ml. de leche
– 70 gr de azúcar
– 4 yemas de huevo
– esencia de vainilla

Preparación
1- Calentá sin hervir la leche y la crema de leche.
2- Batí las yemas con el azúcar y agregá la vainilla.
3- A la  leche y la crema, incorporá las yemas ya batidas. Volcá la preparación en recipientes individuales.
4- Cociná en el horno a 120 grados durante media hora a una hora hasta que la crema coagule.
5- Dejá que se enfrié, cubrí los recipientes con papel film, llevalos a la heladera por aproximadamente tres horas.
6- Cuando estés por servir espolvoreá con azúcar y quemá con un soplete o plancha hasta que quede una costra crocante, hasta que el azúcar se convierte en caramelo.

Nuestra sugerencia de maridaje sería:

Amalaya Blanco Dulce con uvas Torrontés  Amalaya
85 % y 15 % de Riesling.
Fresco y dulce ideal para este postre.
Amalaya en lengua indígena quiere
decir “esperanza de un milagro”.
La Bodega Amalaya se sitúa en los
Valles Calchaquíes, en la localidad
de Cafayate, en la provincia de Salta.

Salentein Single Vineyard Late Harvest de 
Sauvignon Blanc.                                                                                    SalenteinLateHarvest
En nariz con notas a durazno y miel.
En boca untuoso, fresco con buen equilibrio.
De la bodega Salentein, en Valle de Uco.
Con uvas que provienen de viñedos a una
altura de 1235 metros sobre el nivel del mar,
en Tupungato, provincia de Mendoza.

“El Corazón de una madre es un abismo profundo en cuyo fondo siempre encontrarás el perdón”.
                                             Honoré de Balzac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .