Los Chacayes, ese rincón singular de Tunuyán

Piedranegra
Panorámica de la cordillera Frontal desde los Chacayes- Crédito: Bodega Piedra Negra

Chacayes es un terroir maravilloso en el Valle de Uco, en la localidad de Tunuyán, y en la provincia de Mendoza.

 

Uno de los pioneros en la zona fueron los hermanos François y Jacques Lurton que llegaron en el 1996. Ellos registraron la marca los Chacayes en mayo de 2005.
Sin embargo gracias a su generosidad y altruismo cedieron este nombre para que los productores pudieran comunicar y comercializar el vino ahí elaborado.
Desde que estoy en el mundo del vino y he asistido a los seminarios de Matías Michelini, este lugar tan especial es mencionado por él.

Los Chacayes se halla entre los 1000 y 1400 metros sobre el nivel del mar.
Hoy en día existen varios emprendimientos vitivinícolas, la mayoría de ellos se emplazan entre los 1170 y los 2220.

Suelos y clima
Con suelos de origen aluvional, pedregosos y poco fértiles.
El nombre aparentemente proviene de un arbusto nativo que en lengua mapuche significa árbol con espinas.
La IG Indicación Geográfica fue aprobada en noviembre del 2018 y antes era parte de Vista Flores.
El clima es continental, árido a desértico, con régimen de lluvias cercano a los 300 milímetros anuales.
Con gran amplitud térmica, la uva realiza cómodamente la fososíntesis y produce buen color y buena síntesis de aromas y sabores. Luego puede descansar durante la noche bien fresca. Esto es ideal para la maduración del fruto.
En el verano las temperaturas máximas no superan los 30 grados y descienden hasta los 5 grados en la noche. 

Los Chacayes de entonces
Área habitada por los pueblos originarios llamados Huarpes y los Puelches.
Posteriormente, corría septiembre del 1816 cuando el General San Martín eligió esta zona que hoy es conocida como el Manzano Histórico para descansar en la estancia El Totoral, antes de liberar a Chile y a Perú.
A su retorno San Martín vuelve a descansar en la misma estancia.

Los Chacayes hoy
Para Luis Reginato – ingeniero agrónomo y director de viñedos de Catena Zapata – la I.G. pretende defender y cuidar áreas vitivinícolas que gracias a la combinación especial de suelos dan vinos únicos y bien característicos.
Las variedades no tan tradicionales que se cultivan son Gewürztraminar, Garnacha y Monastrell y como las más conocidas Malbec, Petit Verdot, Cabernet Sauvignon y Caberntet Franc.

Una I.G es el nombre que distingue a un producto originario de una región, área geográfica o localidad de producción delimitada del territorio nacional.

Fuente: http://www.vinesofmendoza.com/blog/2018/november/14/los-chacayes-1/?lang=es

Esperamos te haya gustado esta entrada tanto como a nosotros contártela.

¡¡Muchas gracias por tus lindos comentarios y tus visitas!!

Hesperidina, el aperitivo de tres siglos al lado de los argentinos

Hesperidina
Hesperidina, es una bebida de nombre algo extraño y es muy argentina.
Está compuesta por más de 20 hierbas y además posee un sabor típico que se lo dan las cáscaras de naranja, contiene alcohol de 25 y 30 grados. Su nombre hace referencia a una sustancia que tiene la naranja.
Una persona que tuvo mucho que ver con el origen de este producto fue Melville Sewell Bagley  un hombre de negocios, que vino a la Argentina en 1862. Era farmacéutico y comenzó a trabajar en la farmacia La Estrella.

Un 24 de diciembre en una nota del diario Tribuna los porteños se enteraron por medio de una publicidad acerca de esta bebida.
Bagley, que llegó de la ciudad de Boston, Estados Unidos, trabajando en la Farmacia La Estrella comenzó a investigar en el destilado de hierbas y a experimentar con fórmulas innovadoras y en su ingrediente principal utilizaba las naranjas.
Afanosamente buscaba como objetivo dejar de lado los problemas digestivos. Gracias a estas investigaciones y su persistencia nació la Hesperidina.

En apenas meses este tónico, comenzó a hacerse famoso y a estar en boca de todos.
Un dato curioso es que marcando la diferencia sobre otras bebidas, las mujeres podían tomarla en lugares públicos.
Lamentablemente se empezaron a hacer refrescos imitando a la Hesperidina.
Corría el 1864 y molesto con esta situación, Bagley no se quedó en el molde, fue a una reunión con el presidente Nicolás Avellaneda y así fue que en el 1876 logró patentarse, convirtiéndose en la primera marca registrada de Argentina.

Llegó a ser el remedio para muchas personas, tal es así que varios tomaban una copa por día y a la noche.
Lograba aplacar los problemas estomacales y estuvo presente en la guerra de la Triple Alianza (1864 -1870), ayudando a fortalecer a los soldados.
Habiendo surgido como tónico de origen medicinal, se convirtió en aperitivo.

Además de la sustancia amarga de la cáscara de naranja, según Alejandro Vidal -jefe de planta de Licores Argentinos -cuenta con más de 20 hierbas de Europa, Asia, África y de aquí también.
Siguió siendo dueño Bagley hasta el año 2004. luego la compró Tres Blasones y actualmente la adquirió el Grupo Cepas.

El aperitivo en las Artes
El polaco Goyeneche -gran cantante argentino de tangos- solía tomarse una copa de Hesperidina antes de sus shows.
Julio Cortázar – famoso escritor argentino de cuentos fantásticos- habla de ella en dos de sus obras y Molina Campos con sus hermosos y pintorescos almanaques la pintó en uno de ellos.
Tónico entre amargo y dulce está al lado de los argentinos por fácil tres siglos.
Hesperidina ha sido y sigue siendo un gran aperitivo, sucede que hoy en día no es tan fácil de conseguir. Sin embargo es parte de nuestra identidad, de nuestra historia y de nuestra forma de ser.

¡Salud!

Fuentes consultadas: https://www.clarin.com/ciudades/huellas-hesperidina-bebida-portena-150-anos-despues-vuelve-tomarse-bares_0_h2r_ST2I2.html
https://www.lanacion.com.ar/economia/la-historia-de-la-formula-secreta-que-se-convirtio-en-la-primera-marca-argentina-nid2137641

Qué tengas un día maravilloso en donde se concrete esa meta en la que venís trabajando.

¡Es un placer nos visites y seas nuestro lector apasionado!