Las uvas criollas autóctonas y actualmente reinvindicadas

criolla2
Pensar que apenas años atrás las uvas criollas estaban un tanto rezagadas.
Hoy en día están en boca de muchos enólogos y consumidores. Porque son las pioneras, son las que llevan el ADN argento en su pulpa y en sus hollejos.

Apareciendo en escena
Se las llama así porque nacieron en territorio sudamericano y  son producto de las vides plantadas por los españoles.
Los investigadores del INV, liderados por Jorge Prieto lograron sacar a la luz varias uvas conocidas como las Criollas. Según Jorge:  “En la actualidad, un 33% de la superficie cultivada con vid en la Argentina corresponde a variedades criollas”.

Porqué no se conocían las Criollas
Hasta los albores del siglo XX, las uvas solían plantarse mezcladas.
Las Criollas son autóctonas porque provienen de nuestro país y de Sudamérica.
Observando el árbol genealógico el origen es la Moscatel de Alejandría – traída a América por los jesuitas-. Crecen tanto en Argentina, como en Chile, Perú y Bolivia.
Tuvieron mala fama, se decía eran uvas malas – sin embargo el experto Ángel Mendoza dice que: “no hay uvas malas, hay vinos malos”.
Se produjeron en Argentina luego de la colonización española y eran las utilizadas para elaborar vino para celebrar la misa.
Dentro de esta familia están: la Criolla Chica, la Criolla Grande, el Mollar de América, Cereza de América, Moscatel Blanco, Moscatel Rosado, Moscatel Amarillo y Pedro Giménez. Estuvieron a la sombra de otras uvas. Es que el destino de éstas en décadas anteriores fue para vino en volumen, al ser altamente productivas, han ayudado a aportar a veces color y estructura a otras variedades.
Sin embargo una historia diferente le tocó a la Torrontés, fruto de la Criolla Chica y la Moscatel de Alejandría que es nuestra uva blanca bandera y que desde hace muchos años nos identifica.
Hoy en día con otro manejo y rendimientos más bajos, las uvas Criollas volvieron a brillar y se las puso en valor como identidad de nuestra vitivinicultura.

Las Criollas en acción
La Bodega Trivento lanzó al mercado un espumante con uva Criolla, Cara Sur es otro ejemplo de vino tranquilo con Moscatel Rosado, Moscatel tinto de Finca Maggio Noir; el Esteco Old Vine 1957 Criolla de la Bodega El Esteco; Vía Revolucionaria Criolla de la Bodega Passionate Wine y Be my Hippie Love de Ernesto Catena, Proyecto Las Compuertas y Cara Sucia Cereza de la Bodega Durigutti son otros de los excelentes vinos hechos con uvas autóctonas.

Hasta aquí el viaje de las uvas Criollas y su actual éxito.
Seguramente se encontrarán otras características y los enólogos nos sorprenderán con otras vinificaciones.

Fuentes consultadas: https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=uvas-criollas-el-origen-de-un-vino-de-calidad
http://laenoteca.com.ar/2019/11/07/vino-de-uvas-criollas-el-sabor-de-lo-autentico/?mc_cid=45bc1d6311&mc_eid=9794ccb2aa

¡Muchas gracias por leernos y por tus lindas visitas!

2 comentarios sobre “Las uvas criollas autóctonas y actualmente reinvindicadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .