Una opción deliciosa: ñoquis de calabaza

20200429_211724

No siempre hacemos ñoquis los 29, porque aunque son riquísimos, llevan su tiempo. Lo más importante es organizarse, como solemos decir y ahí la preparación será un éxito.

Historia del porque se comen los gnocchi o ñoquis el 29.
Hay dos versiones:
Una habla de un médico joven italiano, San Pantaleón -que en el siglo VIII – peregrinando por el norte de Italia, había practicado curaciones milagrosas.
Parece ser que una vez pidió pan a unos campesinos de la zona del Véneto. Ellos lo invitaron a sentarse a su mesa y compartir la poca comida que tenía. Pantaleón agradecido les auguró un excelente año de muy buena pesca y de maravillosas cosechas. Ese gran augurio se hizo realidad.
Ese acontecimiento sucedió un 29 de julio, de ahí parece quedó la tradición.

La otra versión y la más conocida cuenta que al ser fin de mes, las personas de escasos recursos no tenían muchas posibilidades de hacer platos ostentosos y así empleaban la materia prima más barata.

La costumbre de poner dinero debajo del plato, es más moderna y es muy probable que se deba al ingenio criollo. Claro está como símbolo de los buenos deseos.
Pasemos a la receta.

Ingredientes

– Calabaza 500 grs.
– Harina 200 grs.
– Huevo 1
– Cebolla 1
– Parmesano rallado dos cucharadas
– Diente de ajo 1
– Pimienta negra a gusto
– Manteca o mantequilla una cucharada.
– Sal una cucharita.

Preparación

1- Cociná la calabaza en el horno o hervila.
2- Una vez esté lista dejala enfriar.
3- En un bol hacé puré con el pisa papas, lo más homogéneo que logres.
Añadile la manteca junto con el huevo, el queso rallado, la sal y la nuez moscada, pimienta.
4- Por último incorporá de a poco la harina hasta formar una masa tierna y que no se pegue en los dedos. Si necesitás más harina, agregá un poco más, pero cuidado no te pases porque sino quedan duros y ahí sí que te vas a acordar de nosotros.
5- Cuando la masa esté lista, tomá porciones y formá rollos con las manos. Cortá con un cuchillo y luego pasalos por un tenedor, siempre espolvoreando con harina para que  no se peguen. A medida que los vas haciendo dejalos en una asadera con harina.
6- Para hervirlos, poné bastante agua en una cacerola y agregá sal. Una vez que rompe el hervor, los echás y cuando suben (fijate que suban varios), los retirás con un colador.
7- Servilos con la salsa que te sugerimos o con la que a vos más te encante.

Para la salsa de zucchini
– Zucchinis 2
– Cebolla 2
– Aceite dos cucharadas.
– Crema o nata 150 grs.

Preparación
1 Picá la cebolla y cortá los zucchini
2- En una sartén con un poco de aceite neutro, saltea la cebolla y una vez esté transparente, agregá los zucchini, sal pimentá y reservá.
3- Cuando los ñoquis estén casi hechos, incorporalos a la salsa y agregá la crema, si es necesario agregá agua de cocción.
4- Emplatá los ñoquis y a disfrutar.

Para acompañar estos ñoquis pueden ir muy bien vinos blancos con
cierto volumen ya sea de Chardonnay, Semillón o también algún rosado.

Callejón del Crimen Semillón Perlas deCallejoncrimen
Parcela de Vinos de la Luz
de Finca El Cepillo, Valle de Uco, provincia
de Mendoza. De un parral de 80 años.
De color amarillo con tonos verdosos y brillantes.
En nariz, se pueden percibir los aromas de
la fruta como durazno y notas a miel, algunas
notas minerales y florales bien marcadas.
En boca es
 fresco, frutado y refrescante
y con buena acidez.

Otra sugerencia es Tordos Blanc des Blancs
de la Bodega Tordos, del enólogo Paco Puga
Corte blanco compuesto por 40% RieslingTORDOS SAUVIGNON BLANC - VIOGNIER - Blend Wines
y 10% de Chenin, producido en Tolombón.
Fermentado en barrica y mezclado con un
Chardonnay , elaborado en tanque de acero.
Un vino bien fresco, intenso y con poco
alcohol.
“El nombre Tordos surge del pájaro que no
construye su nido, sino que usa el de los
demás. Como nosotros no tenemos bodega
propia, trabajamos en la de los amigos y
seríamos una suerte de tordos”, explicó Puga,
en diálogo con Vinos & Bodegas iProfesional.

Esperamos te haya gustado la entrada y que cuando puedas te animes a hacer estos riquísimos ñoquis.

¡Que tengas una tarde linda y emprendedora!

Los factores ambientales que intervienen en el viñedo

Factoresambienta
Foto: http://www.miraluna.com.ar/

Los factores ambientales, en el viñedo son fundamentales e influyen  considerablemente en cada planta y en la calidad de los vinos.
Según Roberto Cipresso sostiene que la planta sufre la falta de agua entre unos 15 o 20 días antes que lo demuestre.
En este artículo vamos a ver cómo intervienen los factores en el desarrollo y maduración de las uvas.

El Clima
Es fundamental el clima en el crecimiento de la vid.
Si hablamos de la zona norte de Europa tiene mucha influencia en el tipo de vino que se va a elaborar. Aquí van a resultar vinos con menos alcohol y con acidez más marcada.
Al contrario que el sur de Europa o aún más en Argentina que los vinos tienen de por sí más alcohol.
Los vinos del norte del país, Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja suelen presentar  concentración del color, más alcohol y baja acidez. En cambio los vinos patagónicos presentan más acidez, y son más frescos, es decir la uva no presenta tanta madurez.

Temperatura y luz
Los viñedos requieren de mucha luminosidad una temperatura entre 20 o 25 grados es ideal para que el fruto madure de manera óptima.
Otro factor decisivo es la amplitud térmica que se da en los viñedos de Argentina. En donde la uva disfruta de una temperatura bien fresca en las mañanas y las noches. De este modo el proceso de madurez se da lentamente, desarrollando la uva todo sus aromas y sabores.

Precipitaciones
Las lluvias tienen un rol determinante en la vid porque contribuyen a la cantidad y calidad de la uva.
Las lluvias en demasía van a generar hongos u otro tipo de enfermedad en la vid. Por eso se sabe que cada variedad (Torrontés, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Semillón, etc. en blancas y en tintas: Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Syrah y tantas otras) en el momento de su maduración (dura entre 40 a 50 días) necesita entre 350 a 700 mm. anuales.
En Argentina ninguna región vivitivinícola llega este régimen de lluvias. La única opción es el riego que se hace por inundación o manto (sistema tradicional) o por goteo.
El agua proviene de deshielo de las altas montañas.
En esta instancia quien cumple un rol primordial es el del tomero que es la persona encargada de abrir y cerrar las tomas que lleva el agua hacia las bodegas y fincas.
Existe un derecho al agua  y es limitado.  Por eso el tomero debe cumplir con los horarios y cantidades determinadas para cada productor.  Cuando es depositada en el reservorio, el agua va a ser conducida a las plantas de acuerdo al sistema de riego de cada finca.

Otros factores
Sino se logran controlar por la mano y el cuidado del hombre, la humedad, el viento o el granizo pueden lastimar la planta y causar daño en las uvas en su fase de maduración

Fuente: https://www.campusdelvino.com/blog/item/84-factores-ambientales-vinedo

Esperamos te haya resultado de utilidad este artículo y desde ya te agradecemos todas tus visitas y aportes.

¡Qué tengas una tarde bellísima!

Spaghetti alla putanesca, una receta bien italiana

Puttanesca

En este día tan especial del día del padre, la propuesta es un maridaje.Ya hace varias entradas que el blog tiene sector maridajes y hoy salen spaghetti con salsa putanesca para los papis intensos, picantes y divertidos.

Ingredientes

– Spaghetti 200 gr.
– Diente de ajo 2
– Anchoas 5 o menos
– Aceitunas negras 60 gr.
– Tomates 5
– Aceite de oliva virgen extra
– Alcaparras la receta original lleva, nosotros no le pusimos.
– Ají molido
– Orégano
– Sal y pimienta a gusto

Preparación

1 Lavá los tomates pelalos y cortalos en cubos.
2- Escurrí las anchoas y picalas.
3- Picá los dientes de ajo y reservá
4- Mientras en una olla poné a calentar abundante agua con sal.
5- Cociná unos pocos minutos el ajo  y las anchoas, machacando la mezcla para que se integren bien y así desprendan sus aromas. 6 Cuando el ajo esté dorado, agregá las aceitunas y cociná un poco más.
6- Añadí el tomate, y remové para integrarlo. Bajá la temperatura y dejá cocinar suavemente. Reservá.
7- Poné a hacer los spaghetti, cuando estén al dente agregalos a la sartén con la salsa. Incorporá un poco de agua de cocción si hace falta.
8- Emplatá y a disfrutar

La sugerencia para el maridaje serían vinos tintos.
Aquí te presentamos dos opciones.

Tempus Alba MerlotTempus
De la Bodega Tempus Alba.
Con uvas provenientes de viñedos
de Luján de Cuyo. En nariz presenta
notas a fruta roja en nariz, ciruela y
mermelada de frutos rojos.
En boca con buena acidez, con
cuerpo y taninos redondos. Final
medio.
Temperatura de servicio:
de 16 a 18 grados

Otra opción puede ser el GranSyrah
Finca Las Moras Gran Syrah
de  Finca Las Moras.
Elaborado con uvas Syrah de
tres viñedos diferentes Valle
de Tulum, Valle del Zonda y
Valle de Pedernal en la provincia
de San Juan. Un vino untuoso, muy
elegante en boca con taninos redondos,
atercipelados con 18 meses de paso
por barrica de roble francés y americano de
primer uso.

¡¡Qué tengas un muy lindo día del padre!! ¡¡A celebrar!!

Kir Royal, un clásico de la coctelería francesa

KirRoyal
Foto: https://www.thespruceeats.com/

Un cóctel que es clásico y espumoso;  el original es un trago francés preparado con Champagne. Claro que podés preparlo empleando un espumante.
Se necesita el licor de Kir que es una crema de cassis o grosella negra lo conseguis en las vinotecas.

El Kir era una bebida conocida a comienzos del siglo XX en la zona de Dijón y se lo elaboraba con vino blanco con una cepa blanca típica de la Bourgogne, la Aligoté. Por eso el trago se lo llamaba Blanc Cassis.
Parece ser que el creador de este aperitivo fue un camarero llamado Faivre, que se inspiró en Felix Kir quien fuera un sacerdote que luego de la fuga del alcalde de Dijón por la llegada de los alemanes fue desginado en su lugar.
En 1951 se lo empezó a mezclár con Champagne y a partir de ahí se lo llamó Kir Royal.

Ingredientes
– Espumante 8 a 9 medidas.
– Licor de Cassis 1 o 2
– Frambuesas o grosellas para decorar

Preparación
1- En una copa flauta (las alargadas para espumante) serví el el licor de Cassis
2- Agregá el espumante bien frío.
3- Decorá con una o dos frambuesas.

“No sólo de pan vive el hombre. De vez en cuando, también necesita un trago.”
Woody Allen

¡Qué tengas un día muy divertido! ¡Nos encanta que nos visites, muchas gracias!

Leonardo da Vinci y sus dos pasiones: el vino y la cocina

LeonardoDaVinci
Foto: WineSpectator.com

Leonardo da Vinci fue un gran genio, un pintor, escultor, dibujante e inventor, de eso no hay duda. Lo que si no es tan conocida la faceta de Leonardo que era un apasionado de la buena mesa y del vino.
Italiano apasionado por los aromas y sabores culinarios inventó muchos instrumentos de cocina que actualmente utilizamos.

La otra faceta de Da Vinci
Se lo conoce como el gran inventor y no todos saben de su afición a la cocina.
En Florencia, trabajó en una taberna, llamada “Los Tres caracoles”. Solía anotar varias recetas y realizaba varios comentarios acerca de las costumbres gastronómicas de la época.
Fue “maestro de banquetes” en el Castello Sforza por más de treinta años y llegó a tener una taberna con su amigo Sandro Boticelli.

El Sacacorchos
En pleno siglo XV Leonardo Da Vinci era dueño de un viñedo en Milán. Conocía con detenimiento la viticultura y era un apasionado por todo lo referente al mundo del vino.
En una carta que data de 1515 explicaba con detalles cómo era la vinificación del vino.
Hacía hincapié en tener en cuenta la calidad de las uvas, fertilizar la vid y que la vinificación se hiciera en barriles cerrados, bastante adelantado para la época.
Innventó un sacacorchos, aunque en esa época pocas botellas lo utilizaban. Muchas eran selladas con cera.
Leonardo inventó un modelo que podía usarse con la mano izquierda, ya que él era zurdo. Con este invento se redefinió la forma de la botella más parecida a la que tenemos hoy en día.

Los malos olores
Leonardo inventó unos grandes fuelles instalados en el techo para deshacerse de los olores indeseables de la cocina. Fueron de algún modo los antecesores de las campanas modernas.

Molinillo de pimienta
Da Vinci era un gran entusiasta de las hierbas y especias, era experto en botánica, tal es así que empleaba especias que no eran tan conocidas en esa época en la cocina.
Usaba el aloe, el azafrán, la cúrcuma, las flores de amapola, el aceite de linaza y claro está la sal y la pimienta. Se echaba mano al mortero es decir se extraían los aromas y sabores por medio de la presión. A él se le vino a la cabeza hacerlo de otro modo y así es que creó  el pimentero que actualmente está presente en todo el mundo.

La licuadora
Entre los bosquejos de Da Vinci encontraron un dibujo que pertenecía a lo que hoy en día utilizamos como licuadora. Sin embargo la primera impresión pareció ser una maquinaria de guerra por lo grande. Con el correr del tiempo los diseños se fueron volviendo más pequeños y con todas las innovaciones alcanzaron el tamaño que todos, todas conocemos y que tenemos en nuestras cocinas.

Las ollas y sus tapas
Las ollas desde que aparecieron no tenían sus respectivas tapas.  Cuando aparecieron en escena las personas las cubrían con paños o con telas de lino, que solían cambiar el sabor a las preparaciones. Por esta razón, Leonardo inventó las tapas de las ollas, realizadas de material fuerte y que no alteraran el sabor de las comidas.

Fuentes consultadas:  https://marcobeteta.com/mundo-mb/los-inventos-leonardo-da-vinci-ligados-a-la-cocina/
https://www.cocinayvino.com/

Todo un genio Leonardo Da Vinci, algunos de sus inventos se ha comentado que no llegaron a ser un éxito, sin embargo, sin duda alguna fue quien allanó el camino a las generaciones venideras y fue un gran visionario.

En el 2015 en Milán gracias a años de labor y a la investigación el enólogo Luca Maroni y genetistas de la Universidad de Milán se fortalecieron las viñas que fueron de Leonardo y así se reabrió el Museo Casa degli Atellani y la Vigna di Leonardo.

Esperamos te haya gustado esta entrada y desde ya queremos agradecerte todas tus visitas al blog. Estamos felices de brindarte contenido de calidad.

¡Qué tengas un día super emprendedor y con mucho ingenio!

Receta de deliciosos cuernitos para tus mates

20190222_173018

Una receta muy fácil, sólo requiere un poco de tiempo para dejar repostar la masa.
Nada más. Son deliciosos y son muy sencillos. Nos basamos en la receta de Jimena Monteverde.
Para muchos/as argentinos y argentinas junto a la cremona y criollitos son los grandes acompañamientos del mate.
Los de la foto los hicimos en una tarde de verano. Hacelos y siempre asegurate que tus hijos, hijas te vean hacerlos, así bien de a poco los vas metiendo en el amor por la cocina.

Ingredientes
– 1/2 cubito de levadura. 25 grs.
– 1/2 de agua tibia
– 1 cucharada de azúcar (opcional)
– 300 gr. de harina 0000
– 3 cucharitas de sal fina
– 100 de grasa de pella o manteca/mantequilla

Preparación
1- Mezclar en un bol la levadura con el agua y el azúcar. Agregar la harina con la sal. Integrá hasta que formes una masa no muy blanda.
2 -Dejá reposar tapado con papel filme en la heladera durante 15 minutos.
3-Estirá con un palote hasta 1 cm de espesor. Cortá rectángulos de 10 cm. de largo y 3 de ancho.
4- Con cada rectángulo enrolla un extremo hasta la mitad, y luego el otro extremo hasta que se junten en el medio.
Poné uno sobre otro, como si formaran una X.
5- Colocá los cuernitos en una placa enmantecada y cociná en horno fuerte hasta por 15 minutos aproximadamente.
6- Dejalos enfriar y a disfrutarlos con el mate o el té.

“Deja que tu sonrisa cambie el mundo, pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa”.

¡¡Muchas gracias por tu hermosa compañía en este maravilloso viaje!!

Bodega Noemía: Hans, sus esplendorosos Malbecs y un equipo apasionado

BodegaNoemia

De las grandes alianzas, las buenas uniones salen maravillosos resultados. Así fue como la condesa Noemí Marone Cinzano y Hans Vinding Diers,  decidieron aunar pasiones y encontraron un viejo viñedo de Malbec y lo recompusieron.
Se aquerenciaron en la localidad de Mainqué, en el Valle Azul, provincia de Río Negro y crearon en el 2001 la Bodega Noemía.
Continuaron juntos en este hermoso proyecto por 18 años, actualmente Hans, su mujer y sus hijos son los únicos dueños. La condensa sigue con sus proyectos propios en Europa.

De Stellenbosch a General Roca
Stellenbosch es un sitio renombrado de Sudáfrica en donde se establecieron los padres de Hans para trabajar en la bodega de un amigo en Rustenburg. Allí nació Hans y su hermano y vivieron en Sudáfrica hasta que Hans tuvo cuatro años.
Corría el 1973 y la familia se muda a otra meca del vino, Bordeaux. Ese mundo tan especial del vino lo abrazó durante su infancia.
Teniendo 18 años sus padres lo mandaron a hacer vino a Australia, a otro gran lugar  en donde creó vinos junto a  Murray Tyrrell, más conocido como “el rey de Hunter Valley”, en su bodega Tyrrell’s Wines.
Hans se enamoró de una australiana, quien a su vez lo hizo interesar en el mundo del vino.
Después de dos años volvió a Graves, a Francia, a trabajar en el Chateau de su padre. Allí estaba su primo Peter Sisseck (hacedor del prestigioso Pingus) con quien trabajaron los viñedos codo a codo. El resto del año Hans partía a otro destino vitivinícola a aprovechar otra cosecha y ampliar sus conocimientos.

Con mucha experiencia y trabajando en una empresa inglesa, en 1998 le proponen hacer un joint venture con vinos de Argentina.
Hans aceptó creyendo que era en Mendoza y al final resultó ser en la Patagonia, desde la  Bodega Canale lo habían convocado. Allí realizó el Marcus Reserva en 1998 y luego continuó haciendo consultoría.
Fue en el 2000 que este danés intrépido, explorador y curioso encontró el famoso viñedo del 1932 en Mainqué, un paraje de la provincia de Río Negro.
Con la ayuda de Marcelo Mirás y Oscar Ferrari inspector del INV, conocieron unos viñedos extraordinarios en donde Hans probó la uva de Malbec y fue amor a primera vista.  Lo que lo enamoró fueron esos viñedos antiguos, con el paso del tiempo marcado en cada viña. Viñedos de 1932, un lujo.
Luego de mucho trabajo de campo, investigación, más trabajo y la ayuda de Noemí -su prima -hicieron Malbecs que les trajo muchas alegrías.
Los vinificaron a modo de juego, esas “picardías”, las embotellaron y las llevaron a una feria muy conocida en Europa. El vino de esas botellas no pasó desapercibido y emocionó a muchas personas influyentes del vino.

Despegue
Así fue que las botellas de Malbecs, dos años después de todo ese proceso las mostró en una feria en el 2003 y ese fue un antes y un después en la historia de Noemía. Fue un instante en que la vida dió un giro de 360°.
Ese viñedo, de 1932 de donde había creado esos Malbecs increíbles hizo se enamorara del lugar, y aún luego de haber hecho más de 48 cosechas en muchísima zonas del globo, no sólo en Uruguay y en Chile, sino también en Sudáfrica, España, Hungría, Portugal y Francia, eligió la hermosa Patagonia argentina para elaborar vinos excepcionales.

Canales, riego y el alma del valle
Cesare Cipolletti era un ingeniero hidráulico italiano que vino a la Argentina cuando en 1888 lo contrataron en Mendoza para el régimen de riego. El motivo fue construir las tomas de riego de los ríos Tunuyán y Mendoza.
Luego fue convocado por el gobierno de San Juan para realizar el dique derivador La Puntilla en el río San Juan.
Realizó estudios importantes en las cuencas del río Limay, Río Negro y Neuquén. Fue el creador del sistema de riego del Alto Valle de Río Negro. Gracias a él, el agua llegó a muchísimas chacras para regar miles de hectáreas.

Mainqué y un terroir muy especial
Si hay algo que destaca en esta región son las largas horas de luz que recibe la uva, además de la marcada amplitud térmica y la calidad del agua.
Sus suelos son fabulosos, fluviales, pobres y con algo de calcáreo.
La bodega cuenta con certificaciones Orgánicas y Biodinámicas, como resultado del trabajo realizado en la viña y en la bodega. En cada práctica se tiene mucho cuidado y se le imprime  mucho respeto, logrando actividades no invasivas y naturales.

Las viñas están plantadas principalmente con Malbec, hay algunas parcelas de Pinot Noir y de Cabernet Sauvignon.
El sistema de riego es por inundación de aguas del Río Negro hasta 4 veces al año, a través de un ingenioso sistema de canales que datan de hace casi 2 siglos atrás.

La Biodinámica y Noemía
La biodinamia esta de acuerdo a los principios de Rudolf Steiner.
El suelo recibe preparados biodinámicos, es decir abonos y fertilizantes naturales que le otorgan materia orgánica. utiliza medios naturales y sostenibles para sus cultivos, similares a los de la agricultura ecológica u orgánica, como rotaciones de cultivos, compost elaborado con estiércol de la granja, se controlan las malas hierbas y enfermedades utilizando materiales basados en plantas y minerales.
Además se maneja un calendario biodinámico, quiere decir que se cultiva, se riega, de acuerdo a la posición de algunos astros.
La biodinámica es una agricultura que no hace daño. Con esta idea en Noemia hacen los preparados de compost, rellenan los cuernos de vaca que son enterrados en la tierra en el otoño y luego para la primavera los desentierran y nutren con el humus resultante toda la viña.

Hay equipo
Cada una de las personas que conforman el equipo de la bodega son esenciales y eso es lo desde Noemía se proyecta y transmite. Cada una de estas personas son el apoyo para llevar a cabo los vinos y la filosofía de esta bodega.
Cada día, ellos y ellas son los encargados desde que, sale el sol hasta que se esconde, de velar por los viñedos, los suelos y el cuidado de cada planta para lograr los vinos que tanto se aprecian en Argentina y en el mundo.

Hans actualmente asesora a la Bodega Andeluna, en la provincia de Mendoza, la Bodega Malma en Neuquén y la Bodega Océano en la costa de la provincia de Río Negro.

Hans Vinding Diers | GourmahueNoemía, Mainqué y sus vinos están catalogados como uno de los mejores del país.
Noemía tiene un halo especial, los viñedos y el terroir se abrazan al universo y nos brindan unos vinos maravillosos que con sólo tomarlos te enamoras de la Patagonia al primer sorbo.

Fuentes consultadas: http://bodeganoemia.com/?lang=es
http://www.revistaaire.com/el-enologo-sin-fronteras-que-eligio-la-
patagonia-hans-vinding-diers-bodega-noemia/

Esperamos te haya gustado esta entrada, tanto como a nosotros crearla.
Muchas gracias por tus lindos comentarios y tus visitas.

¡Qué tengas un día espléndido!