Rincón Famoso Rosé, el rosado de Bodegas López


Hoy te presentamos Rincón Famoso, rosado de Malbec y Pinot Noir. de la Bodegas López que en nariz es bien aromático con notas a fruta roja, fresco en boca, con buena acidez y con volumen. Elaborado con Malbec de Finca Los Carolinos, en Agrelo. a 1100 msnm. y con Pinot Noir: de la Finca Canelli en Tupungato Valle de Uco, a 1050 msnm. 
Temperatura de servicio sugerida: de 6 a 8 grados.

Bodegas López es una de las primeras bodegas que visité cuando fui por primera vez a la bellísima Mendoza y también en el viaje de estudios de CAVE, fue el broche de oro, con el cual cerramos un viaje de ensueño, super instructivo y que llevo en el corazón.

Bodegas López se fundó en 1898 en Mendoza y actualmente está en manos de la cuarta generación que sigue con su estilo propio, su amor al detalle, a la calidad y pasión por la tradición.

Este rosado, lo podés maridar con una deliciosa ensalada de atún, huevo, tomates, olivas negras, nosotros incorporamos algunos penne rigatti que teníamos cocidos y duraznos. Condimentá con sal, aceite de oliva virgen extra, ralladura de cáscara de limón y pimienta. ¡¡Queda riquísima!!

El verano se presta para comer liviano, fresco y aprovechar las frutas y vegetales de estación.
Jugá con los colores, las texturas, los platos que tengas disponible, hace de tu almuerzo o cena un gran acontecimiento.

¡Feliz Vida! ¡Muchas gracias por acompañarnos en este bellísimo recorrido!

Día de los enamorados: espumantes y vinos para disfrutar de tan linda ocasión

¡Feliz día de los enamorados! Una fecha muy especial, aunque para varias personas no es tan importante.

Nosotros siempre la festejamos y – cómo hemos contado – más de una vez esta fecha ha coincidido en la temporada de vacaciones cuando nos vamos a la costa con los hijos de Agustín. Recuerdo, que además de preocuparme por tener el post listo, llevaba chocolates o comprábamos allá, para incluirlos de algún modo en el festejo.
Los últimos años – ellos ya son grandes- hemos ido a cenar a algún hermoso restaurante cercano al mar.

Hoy nos encuentra aquí en nuestra adorada Buenos Aires y te presentamos un listado de espumantes y vinos para que disfrutes junto a tu amada o amado.

Costa y Pampa Extra Brut de la Bodega Costa y Pampa.
Un espumante de 75 % Chardonnay, 25 % Pinot Noir. En vista se presenta color dorado, en nariz notas a manzana verde y pan tostado. En boca elegante, con buena acidez Del enólogo Ezequiel Ortego. Temperatura de servicio: entre 5 a 7°.

Pampa Mía Extra Brut un espumante delicioso, 100 % Pinot Noir. En nariz prsenta frutos rojos, algunas notas a frambuesa. En boca es crujiente, completo, con dejos de membrillo y granada, sabroso y fresco a la vez. El final se percibe amplio y muy agradable. Temperatura de servicio entre 6 a 8°.

Doña Paula Estate Chardonnay de la Bodega Doña Paula
Un rico blanco 100 % Chardonnay de color amarillo dorado. En nariz notas a fruta blanca. En boca fresco y generoso. Posee un final limpio, largo y persistente. Del enólogo Marcos Fernández. Temperatura de servicio: de 10 a 12°.

Rosé S’Il Vous Plait de la Bodega Pulenta
Elaborado con uvas Merlot de la localidad de Alto Agrelo. Con una nariz aromática. En boca sedoso, suave y con excelente acidez. Final atractivo y largo. Del enólogo: Javier Lo Forte. Temperatura de servicio: de 8 a 10°.
 
Zun Zun Rosé de Bodega Lamadrid Estate Wines
Un rosado muy interesante de Cabernet Franc. En nariz se presenta con aromas a frutas rojas y algunas notas florales. En boca también complejo, fresco y vibrante, con cierto volumen. De la enóloga Angelina Yañez ( del Equipo de Héctor y Pablo Durigutti ). Temperatura de servicio de 8 a 10°.

La, la,la Rosé de Malala Wines
Un rosado de Pinot Noir con un toque de Malbec. Elaborado con uvas de la Consulta en Valle de Uco. Un rosado diferente en donde el Pinot y el Malbec le aportan lo suyo.

Linda Flor Malbec de la Bodega Monteviejo
Un vino de Tunuyán, Valle de Uco. En vista color rojo brillante con tonalidades violáceas. En nariz con notas de frutas rojas maduras, almendras, café. En boca taninos redondos y sedosos. Con paso por barrica de 24 meses. Del enólogo Marcelo Pelleriti. Temperatura de servicio: de 16 a 18°

Séptima Obra Cabernet Franc, de la Bodega Séptima
de Paraje Altamira y Los Chacayes. De nariz frutal, algunas notas a pimiento y a vainilla. En boca fresco y a la vez con carácter. De la enóloga Paula Borgo. Temperatura de servicio: de 16 a 18°.

Solo Contigo Develado Syrah Garnacha de Solo Contigo Winery
Tres vinos de corte, frescos y seductores, obtenidos a partir de la co-fermentación de cepas provenientes de viñedos ubicados en Los Chacayes, a 1200 msnm. Develado está compuesto por los cortes de la cosecha 2019 de Syrah Garnacha, Cabernet Sauvignon – Cabernet Franc y Chardonnay – Sauvignon Blanc. Del enólogo Pablo Marino.
Temperatura de servicio: de 16 a 18°.

Para la hora de los postres

Susana Balbo Torrontés Late Harvest de la Bodega Dominio del Plata
Sólo el 15% del vino tuvo una crianza de tres meses en barricas de roble francés para aportar complejidad y en boca el equilibrio es destacable: tiene textura, fruta, algo silvestre, acidez y juventud, y es ideal para acompañar frutos secos y queso azul. De los enólogos Edgardo Del Pópolo y José Lovaglio. Temperatura de servicio: de 10 a 12°.

Las Perdices Viognier Late Harvest de la Bodega Las Perdices
Viognier tardío elaborado con uvas de Alto Agrelo, aromático. En boca untuoso con una con cierta densidad en el paladar. Tuvo una crianza de seis meses en barricas de roble francés y tiene muy buena complejidad, persistente final y no empalaga gracias a su firme acidez. Enólogos: Juan Carlos Muñoz y Fernando Losilla. Temperatura de servicio: de 10 a 12°.

Esperamos te haya gustado estas sugerencias, por sobre todo que pases un hermoso día de los enamorados. Cómo vos quieras, con quien vos quieras o solo, sola. Después de todo, la Vida y el Amor se celebra todos los días.

Poniendo en valor las uvas italianas en tierra Argentina

Foto: Viñedo de Casavecchia | https://www.losandes.com.ar/

Para los apasionados y apasionadas del vino, la viticultura argentina no deja de sorprendernos con novedades. Mucho tienen que ver las enólogas, enólogos y productores que siempre están buscando variedades no tan típicas en el país.
Dentro de este grupo están las uvas italianas, que aunque estas tierras recibieron una gran cantidad de inmigrantes de este origen, las cepas de esta bandera fueron perdiendo hectáreas a favor de las uvas francesas.
Italia, tanto cómo Francia, tiene uvas que definen cada una de sus regiones, en esta nota te describimos algunas de ellas.

Ancellotta: se utiliza en cortes en la Emilia Romagna, en la zona de Lambrusco, de ahí vino importada a nuestro. Cómo le ha sucedido a algunas cepas, tiene mejor pasar en Latinoamérica (nadie es profeta en su tierra) que su Italia Natal. En Brasil la emplean mucho para hacer corte a los Merlot.
Su fortaleza es que es una uva que se caracteriza por el aportar color, por sus antocianos, los polifenoles que dan color. Si se encuentra a gusto con el clima además de color, el fruto madura adecuadamente y da vinos bien aromáticos, con aroma a frutos rojos y especias. Hace años atrás se la utilizaba para dar color a los cortes tintos. Las bodegas aquí, la elaboran como varietal en Mendoza principalmente, en San Juan y Salta. Las Perdices Ala Colorada 2015, Zuccardi Textual 2018, Pixels 2019 de Corbeau Wines.

Sangiovese: esta uva parece tiene Toscana grabada en sus pieles, porque es la uva más famosa, aunque no la única de Italia. Decir Sangiovese es pensar en los vinos de Chianti.
Su presencia en nuestro país tiene que ver con la gran inmigración italiana. Para mitad del siglo XX fue dejada de lado porque las bodegas buscaban uvas más rendidoras para lograr más litros de vino. En los 90, el Malbec y otras cepas francesas, le ganaron espacio en el viñedo. Sin embargo, todos estos avatares no impidieron que Argentina, fuera de Europa, sea el segundo país con más superficie plantada.
Los productores que utilizan esta variedad son Benegas Estate, Trapiche, Callejón del Crimen y Escorihuela Gascón.

Cordisco: quizá Cordisco no te suene tanto como Montepulciano, (D.O.C. Montepulciano d’Abruzzo) la denominación de origen con la que están hechos los vinos de esta cepa. Es la segunda uva más cultivada en Italia después del Sangiovese. También llegó de la cuna de Homero a la zona de Abruzzo.
Es una uva que le cuesta madurar. Los vinos hechos con ella son de buen color y de gran personalidad.
En Argentina los hermanos Durigutti en su bodega elaboran un vino con esta variedad, excelente vino. Ellos la plantaron en Vistalba, en el 2012, a partir de un viñedo que se encuentra en San Juan. La Liga de los Enólogos, crearon el vino El que Ríe Último Ríe Mejor con 60 % Cordisco y el resto Tannat.

Nebbiolo: su lugar en el mundo es el Piamonte, el sector norte de la bota en donde dan vida a las Denominazione di Origine Controllata e Garantita Barolo y Barbarescos.
Los vinos elaborados con esta cepa resultan ser bastante intensos y briosos, por eso muchos productores recurren a las botti (barrica italiana) o fudres para amalgamar y redondearlos. En varios casos llegan a estar por tres años en madera. Además luego tienen una estiba en botella. Una vez se los descorcha son bastante diferentes a como estaban antes del contacto con la madera. Son vinos que terminan teniendo un color más delicado y en boca resultan con taninos redondos, es decir nada que ver a los vinos que se elaboraron antes de la crianza. Por eso se consumen añejados. En nuestro país hay pocas hectáreas de Nebbiolo, aunque algo se encuentra en la zona del este mendocino, en Rivadavia, en San Rafael y en San Juan.

Lambrusco: las personas que tienen más de 50 años quizá se acuerdan del Lambrusco de Titarelli. En Italia es muy común que se lo elabore desde los secco hasta los dolce. Hay cuatro denominaciones de Origen Controlada en Italia, Lambrusco Salamino de Santa Croce, Lambrusco Grasparossa de Castelvetro, Lambrusco de Sorbara y Lambrusco de Módena.
En Argentina hay cultivadas alrededor de 46 hectáreas plantadas con la variedad Lambrusco Maestri, introducida por los Salesianos y unas 12 de Lambrusco Grasparossa. Bodega Pumalek es la única que trabaja el Lambrusco Grasparossa, por otro lado Lambrusco Maestri lo elaboran en la escuela Don Bosco y es todo un orgullo. En La Liga de los Enólogos Blend de Tintas 2020, emplean Lambrusco como corte.

Fiano: una uva blanca que se cultiva en el sur de Italia, en la Campania y en la isla de Sicilia, en el valle del Etna. En Campania se encuentra la D.O.C. (Denominazione di Origine Controllata e Garantita) Fiano di Avellino.
Una uva con gran potencial y que se desarrolla muy bien en suelos volcánicos, con inviernos crudos y veranos bastante calurosos. La variedad es apta para elaboración de vinos blancos, espumantes y vinos dulces.
A Mendoza llegó con el enólogo italiano Giuseppe Franceschini (Bodega Caelum) quien la elabora en la zona de Agrelo cómo varietal para la Bodega Caelum.

Aglianico: esta uva es orgullo de la zona de Campania y Basilicata. Llegó desde Grecia, se afincó en el sur de Italia y fue más allá, cultivándose en la región del Lazio, Calabria, Molise y Puglia.
Esta cepa da vinos de color muy oscuro, con cuerpo y de muy buena calidad. De producción baja y se la suele “blendear” con otras variedades. Con ella se elabora D.O.C.Taurasi – della Campania y Agliánico del Vulture – D.O.C. della Basilicata. Aquí en nuestro país hay alrededor de 50 hectáreas. La Bodega Krontiras en su finca de Maipú y la línea Innovación de Santa Julia en su viñedo de Santa Rosa (este mendocino) emplean esta variedad.

Casavecchia: es originaria de Campania (alrededor de la zona donde “el Diego” hizo vibrar a millones de personas). Fue introducida en Argentina, en el 2006 por el ingeniero agrónomo Martin Kaizer para un vino de la Bodega Doña Paula.
Una cepa con taninos presentes, por eso la Casavecchia pide al menos tres años en barrica para suavizar el característico sabor y aroma. Hay varias hectáreas en la región de Altamira (Valle de Uco), una zona vitivinícola de gran relevancia en Argentina, con especiales condiciones climáticas otorgan a las variedades de uva que en ella se cultivan maduración y concentración de aromas, sabores y texturas. Su nombre viene de una leyenda que cuenta que unos campesinos encontraron esta variedad en las ruinas de una vieja casa (de ahí su nombre) de Pontelatone, en la provincia de Caserta, en la región napolitana de Campania.

Fuente: https://www.lmneuquen.com/al-rescate-uvas-italianas-argentina-n764470

Esperamos te haya gustado la entrada.
Queremos agradecerte por todas tus visitas y tus lindos comentarios.