Las Bodegas Valle de la Puerta y Don Manuel Villafañe presentes en «Cocinarte 2022»


Las bodegas Don Manuel Villafañe, ubicada en Maipú, Mendoza, y Valle de La Puerta, ubicada en el Valle de Famatina, La Rioja, abren el calendario gastronómico 2022 de manera presencial para poner en valor sus productos regionales. Si bien la ubicación geográfica de cada bodega marca una distancia considerable, y los vinos llevan la identidad propia del lugar en el que se producen, ambas tienen puntos en común cuando se trata la búsqueda de excelencia en el producto y resaltar la identidad de origen.

CocinArte 2022  será la ocasión ideal para poner en valor los vinos argentinos no solo en maridajes exclusivos, sino también como ingredientes indiscutibles de recetas regionales de antaño de la mano de importantes cocineros argentinos. El chef bonaerense Ariel Lopardo se presentará en la apertura del Congreso el jueves 7 a las 14 h.  dando inicio a las clases donde deleitará a la audiencia con la receta de PASTA COCINA FUSIÓN plasmada en los «Sorrentinos fritos de algarroba y tomate seco» (rellenos de ragú de conejo en salsa agridulce de arrope de chaña y malbec). En ambas recetas los cocineros utilizarán los vinos de la Línea Alta Torrontés y Malbec /Bonarda de la Bodega Valle de La Puerta como también los vinos Malbec de Don Manuel Villafañe, línea Estate, como los vinos mendocinos. Por su parte, el chef riojano Hugo Veliz realizará en esta oportunidad su Masterclass el jueves 8 de abril a las 16:40 con recetas autóctonas de COCINA ANDINA REVALORIZADA con su destacado «Roll de Conejo riojano con humita y flor de papa». El objetivo de AGAR es difundir el desarrollo de la industria gastronómica nacional, los avances, tendencias y el consumo local con el fin de exponer y resaltar la identidad de origen de cada producto.

Calendario:  Jueves 7 de  abril: Apertura por Ariel Lopardo (Buenos Aires)  14 h.

                       Viernes 8 de abril:  Masterclass por Cheff Hugo Veliz (La Rioja) 16:40 h. 

                       Viernes 8 de abril: Cierre de actividades 19 h.

El encanto de la historia que arribó a Mendoza

A más de 400 años de la llegada de Don Manuel Villafañe a la Argentina, la bodega que hoy se erige al pie de la Cordillera de los Andes no solo tiene una rica historia por contar. Además, luce un paisaje de ensueño, en el que el vino es la mejor compañía.

El arribo del soldado Villafañe, en 1611, para luchar contra los piratas ingleses que atacaron a los barcos españoles, significó para la Argentina, un hito en su historia. Instalado en el país como agricultor, Villafañe se convirtió en pionero de la viticultura nacional, por ser una de las primeras personas en plantar vides en esta tierra. El objetivo en ese momento era proporcionar vino para los sacerdotes de las iglesias, y mucho más tarde para los colonos, que llegaron al «Nuevo Mundo”.

La bodega Don Manuel Villafañe es hoy referente en Mendoza, la mayor zona vinícola del país. Equipada con la última tecnología, fue diseñada para satisfacer los mercados más exigentes del mundo. Hoy cuenta con capacidad de 1,2 millones de litros en cubas de acero inoxidable y cemento, con capacidades de 5 mil a 27 mil litros, que permite una amplia flexibilidad al momento de elaborar vinos de alta gama.

Actualmente, la bodega promociona sus vinos no solo en el mercado local, sino además en el mercado internacional, llegando a países como Estados Unidos, China y Reino Unido, con ejemplares destacados como IV Centenario (blend de Malbec, Petit Verdot y Cabernet Sauvignon), Gran Reserva, Reserva, y una oferta de vinos varietales que realzan la calidad de cada cepa.

Más información en: www.dmvwines.com/es

Instagram@bodegavillafane

Facebook: Bodega Don Manuel Villafañe

Ariel Lopardo

De la cultura diaguita, a la mesa compartida

Con una identidad que ofrece un gran respeto y reconocimiento por los habitantes originales de estas tierras, Valle de la Puerta adoptó desde sus inicios, algunos símbolos de la cultura diaguita para representar en sus productos. Es el caso del puma que le da identidad a la bodega, y que representa al supremo ser terrenal por su sabiduría, fuerza e inteligencia.

Establecida 1994 en el Valle de Famatina, a más de mil metros sobre el nivel del mar, actualmente cuenta con 150 hectáreas de viñedos y más de 770 hectáreas plantadas con olivos -de un total de 1300 hectáreas-.

Rodeado por las sierras Velasco y Famatina, que se desprenden de la impresionante Cordillera de los Andes, este valle único ofrece vistas magníficas y un suelo de muy buen drenaje, además de un microclima especial, con días de verano calurosos y secos, y noches frescas que se combinan con el aire puro y la topografía desértica del valle, asegurando condiciones inigualables para el crecimiento y la maduración de uvas y aceitunas.

Gracias a la calidad del terruño, es aquí donde se obtienen algunos de los mejores ejemplares de Bonarda del país, además de cepas que ofrecen excelentes vinos, como Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, y Torrontés.

La bodega fue construida en 2002 y es una de las más modernas y tecnológicamente avanzadas de su tipo en Argentina. En 2005 se inauguró la almazara, incorporando la última tecnología para producir la creciente cosecha de aceitunas y obtener un aceite de oliva de calidad Premium. 


En materia de vino, Valle de La Puerta presenta sus distinguidas líneas que se diferencian por  su expresividad, color, vivacidad y elegancia que denotan el arduo trabajo realizado desde el viñedo hasta la bodega: Clásico, Alta, Reserva y Gran Reserva, y las marcas Rebelde y Colección Quinquela, que propone una selección de vinos Premium que invita a disfrutar del arte argentino, a través de los sentidos.

Más información en: www.valledelapuerta.com

Facebook@bodegavalledelapuerta

Instagram@bodegavalledelapuerta

Hugo Veliz

 Sueños compartidos

Dos bodegas que, bajo la sombra de la Cordillera de los Andes, sueñan con seguir homenajeando la historia argentina que las vio nacer, crecer y expandirse.

Los frutos que crecen en sus tierras prometen grandes momentos de goce. Un viaje a través de una copa de vino, que recorre cada uno de los escenarios naturales que se dan lugar en los más de 600 kilómetros que separan al Valle de Famatina de la localidad de Maipú. Y en cada paso de aquella distancia, la palabra y el conocimiento de los expertos que guían este proyecto, con ansias de gritar al mundo, las bondades de sus vinos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.