Vinos para celebrar la llegada de la Primavera

Con la llegada de la Primavera se vienen tiempos ideales para disfrutar de vinos rosados y blancos frescos, que maridan a la perfección con las comidas más ligeras también típicas de esta época.

Famiglia Bianchi Rosé

La línea Famiglia Bianchi de Bodegas Bianchi, representa nuestras costumbres, nuestras raíces italianas y lo más importante, el legado de nuestro fundador: trabajar siempre con dedicación para que los valores de la FAMIGLIA se mantengan vivos en cada uno de nuestros vinos.

Varietales50% Malbec – 50 % Pinot Noir
Añada2022
Tipo de Cosecha Manual
TerroirSan Rafael, Mendoza
Finca Finca Doña Elsa


Notas de Cata

  • De color rosa muy atractivo y seductor, con tonalidades salmón que hacen recordar al color típico de los vinos rosados de la Provence.
  • Impactan sus aromas a frutos rojos frescos, acompañados por un toque floral de violetas, que caracteriza al Malbec de esta región,
    así como percibimos dejos de frambuesas, características del Pinot Noir.
  • Estas notas están muy bien amalgamadas con dejos minerales y frescos, que terminan de darle más juventud y vivacidad a este vino. En boca es un vino delicado, con aromas frescos
    y frutados, con una acidez refrescante y equilibrada. Tiene buena estructura y un final vivaz.

Precio: $ 1210. Se puede comprar en la tienda online: https://www.bodegasbianchi.com.ar/

Marló Dulce es un vino con una personalidad genuina, con dulzor amable y un aroma frutado tan auténtico que lo vuelve único.  

VarietalesSauvignon Blanc, Torrontés
Tipo de cosecha

Notas de cata

  • Un vino de color verdoso muy seductor y atrapante.
  • Aromas frutales y florales de gran intensidad son típico de los varietales que lo componen, su equilibrada acidez y su infaltable sabor dulce lo convierten en una alternativa única. 
  • Notas dulces, amigables y frutado. 

Se consigue en dos presentaciones: botella ($ 770) y lata ($ 380).

Se puede comprar en la tienda online: https://www.bodegasbianchi.com.ar/

Presentan Martino Rosé 2022

“El vino rosado es una bebida asociada a la frescura, el disfrute y versatilidad que gana cada vez más adeptos y mayor peso en el segmento premium por su elegancia y complejidad”, dice Fernanda Martino, responsable comercial de Martino Wines, bodega de espíritu inquieto y explorador que hace vinos para disfrutar.

En este contexto MARTINO WINES anuncia el lanzamiento de la nueva cosecha MARTINO ROSÉ 2022, vino rosado suave de perfil europeo con ligero paso por madera elaborado con 60% MERLOT y 40% PINOT NOIR conjunción de dos variedades elegantes, delicadas, refinadas y seductoras que destaca por su aroma floral y expresión de frescura, elegancia, sutileza y versatilidad para acompañar carnes blancas, ensaladas, quesos y aperitivos.

“La clave de MARTINO ROSÉ 2022 está en disfrutarse sin condicionamientos en diferentes momentos del día y combinarse a la perfección con variadas propuestas gastronómicas”, sostiene Fernanda Martino. “Así, como muchos vinos tienen sus momentos de gloria a lo largo del año; el rosado aflora en época primaveral”, concluye Fernanda Martino.

MARTINO WINES es una bodega de vinos Premium, que valoriza la diversidad, variedad y esencia del terroir de Mendoza con la misión de ofrecer constantes novedades al público y la mejor calidad en cada variedad haciendo productos en partidas limitadas sabrosos y seductores elaborados para complacer.

Los productos están a disposición en tiendas de vinos y restaurantes de todo el país a través de una red de distribución regional y también en su tienda online www.tienda.martinowines.com.ar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Bodega Familia Schroeder es nuevamente reconocida por sus Pinot Noir

Bodega Familia Schroeder acaba de obtener dos Medallas de Oro y una de Plata en la 25ª Edición de Mondial Des Pinots en Suiza, cuya ceremonia de premiación se realiza en Basilea el jueves 22 de septiembre. Además, recibió dos Medallas de Oro en el China Wine & Spirits Awards 2022. En ambos certámenes fueron los únicos vinos argentinos seleccionados.

A fines del mes de Agosto la bodega se hizo acreedora de tres medallas en la 25ª Edición de Mondial Des Pinots, el único concurso del mundo dedicado exclusivamente a los vinos elaborados en base a la familia de la variedad Pinot – Blanc, Gris, Noir o Meunier – cuyas degustaciones se llevaron a cabo en la ciudad de Sierre, Suiza. Es el tercer año consecutivo en que Familia Schroeder es la única bodega argentina galardonada en el certamen, afianzando el camino de la excelencia y reafirmando el leitmotiv: Patagonia es Pinot Noir. Pinot Noir es Familia Schroeder.

Las etiquetas que se destacaron en la competencia especializada en la cepa icónica fueron Saurus Select Pinot Noir 2021 recibió Medalla de Oro – que se puede disfrutar tanto en plazas internacionales como en mercado interno – y Alto Limay Pinot Noir 2020 recibió Medalla Oro – destinada al mercado de Estados Unidos-. El tercer vino, acreedor de una Medalla de Plata, es Saurus Pinot Noir 2021, integrante de la línea joven de la bodega.

Estos reconocimientos fortalecen el posicionamiento de la variedad referente de Patagonia en el mundo. Además, refuerzan y motivan al equipo, indicando que vamos por el camino correcto, que diferentes añadas son igualmente reconocidas”, señala Leonardo Puppato, Enólogo de Familia Schroeder. La bodega se distingue y especializa en la elaboración de Pinot Noir con 10 etiquetas de su porfolio entre vinos tranquilos y espumantes en el mercado interno. Se suman 7 etiquetas destinadas al mercado externo. De las 140 hectáreas de viñedos, 30 ha son de esta cepa en las que se incorporaron nuevos clones que reciben especial cuidado en suelos fertilizados con abonos orgánicos y naturales. “Tenemos varios Pinot Noir, trabajamos con distintos clones y además plantados en diferentes perfiles de suelo, dando a cada uno diferentes atributos”, explica Puppato. Como parte de la apuesta a ser referentes en la elaboración de Pinot Noir, a partir de 2015 la bodega armó un sector exclusivo con 8 tanques abiertos que poseen altura y diámetro específico que contribuyen en el proceso y en la relación sólido – líquido que respeta a la variedad.

Septiembre tuvo más reconocimientos para la bodega patagónica, ya que se entregaron los premios del China Wine & Spirits Awards (CWSA) 2022, donde Schroeder Estate Pinot Noir 2021 y Schroeder Estate Malbec 2021 fueron los únicos vinos argentinos que recibieron Medalla de Oro. Ambos vinos son elaborados por la bodega exclusivamente para un reconocido club de vinos de más de 100 años de origen en el Reino Unido y con presencia en Estados Unidos. “Los vinos de exportación son orientados, en general, al estilo y gusto de los diferentes países. Si bien las líneas tienen un común denominador, algunos los prefieren con un poco más de roble, otros más frutados y frescos, y otros más estructurados”, explica Puppato.

En la anterior edición Schroeder Estate Malbec también fue galardonado con Medalla de Oro y fue reconocido como “Vino Argentino del Año”.

CWSA es la competencia más grande y prestigiosa de China en la que participan vinos y licores, procedentes de 55 países productores y son degustados a ciegas por un jurado integrado por los principales compradores, importadores, distribuidores, minoristas y sommeliers de ese mercado.

Zuccardi Valle de Uco nominada como mejor bodega del Nuevo Mundo 2022

Zuccardi Valle de Uco nominada como la Mejor Bodega del Nuevo Mundo en los premios anuales de  Wine Enthusiast

“Sebastián Zuccardi, quien es miembro de la tercera generación, ha mantenido un enfoque de investigación e innovación en la bodega que produce una gama de vinos de diferentes regiones de Mendoza, denominaciones de origen del Valle de Uco y viñedos individuales”
Wine Enthusiast

Acerca de Zuccardi Valle de Uco

Zuccardi expresa a través de cada uno de sus vinos la esencia de su origen, esa única e irrepetible combinación de clima, suelo, altitud y trabajo del hombre. Cada línea de vinos representa un concepto, una creencia, un homenaje, es la fiel expresión del viñedo donde se gestó. El crecimiento y desarrollo del rango ha sido liderado por Sebastián Zuccardi, quien junto a un joven equipo agrícola y enológico, tiene como premisa elaborar vinos con identidad, a través de la continua exploración de los diferentes terroirs del Valle de Uco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Amanecer Andino, vinos en Tumbaya – Quebrada de Humahuaca

Jujuy además de ser la provincia más al norte de Argentina es el lugar que alberga la Quebrada de Humahuaca, un sitio especial que es Patrimonio de la Humanidad.

La Bodega Amanecer Andino se encuentra en la localidad de Tumbaya uno de los pueblos encantadores de la Quebrada.
Su dueño Alfredo Gonzales elabora con su familia uvas propias que cultiva desde 2009. Con la asesoría del enólogo Lucas Niven y como ingeniero agrónomo Ezequiel Bellone Cecchin.

Los vinos jujeños son vinos muy aromáticos, con mucho color y con cuerpo. Esta bodega resguarda viñedos ubicados a 2.200 m.s.n.m. de Sauvignon Blanc y Semillón en blancas; de Malbec, Bonarda, Marselán, Cabernet Sauvignon y Merlot en tintas.
Poseen una vista magnífica desde cualquier punto de sus viñedos.

La zona se caracteriza por su clima con mucho sol, escasa humedad, viento y noches frescas.
Amanecer Andino cuenta con el Sello de Origen Jujuy otorgado por el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy.
Elaboran 6 vinos: 

– Amanecer Andino Malbec Reserva
– Amanecer Andino Cabernet Sauvignon Bonarda Reserva.
– Amanecer Andino Orange Wine
–  Un Corte en la Quebrada Sauvignon Blanc
–  Un Corte en la Quebrada Malbec Merlot Cabernet Sauvignon
–  Un corte en los Valles Blend de tintas

Bellísimo sitio de nuestra gran Argentina vitivinícola en donde honrar a la Pachamama.

Ubicación: Ruta Nacional N° 9, km. 1750,5.
Contacto: + 54 9 388 331-4001.

“La Quebrada de Humahuaca es especial por sus vinos de altura, y por su diversidad en paisajes, de colores y climas”.
Ezequiel Bellone Cecchin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Bodega Familia Schroeder será la sede de Wines of Argentina para su encuentro en Patagonia

Familia Schroeder será la bodega responsable en recibir a los miembros de la Comisión Directiva de Wines of Argentina (WofA), entidad responsable de la promoción del Vino Argentino en el mundo, donde llevará adelante un encuentro de trabajo con la participación de bodegas, organizaciones afines y Gobiernos de las provincias de Neuquén, La Pampa, Río Negro y Chubut, en el marco del plan federal que realiza la entidad recorriendo las diferentes regiones productoras para fortalecer la red de cooperación en el entramado vitivinícola y potenciar la promoción conjunta del producto nacional en el exterior.

Patagonia es una región única, productora de vinos de calidad que aportan excelencia y diversidad a la viticultura argentina. Es muy importante la tarea encarada por WofA y como bodega patagónica estamos comprometidos en contribuir para reforzar redes, aunar y consolidar esfuerzos en pos del Vino Argentino”, expresó Roberto Schroeder, presidente de la bodega familiar. “Desde la Cámara de Bodegas Exportadoras de la Patagonia Argentina trabajamos diariamente para difundir la indicación geográfica y promocionar la zona”.

La sede del encuentro patagónico de WofA será Bodega Familia Schroeder, referente de la región, el martes 13 de septiembre, a partir de las 9 hs., coincidiendo con la Reunión de Comisión Directiva del organismo. La acción busca potenciar la vinculación y articular los esfuerzos del sector público y privado -productores/as vitivinícolas de Patagonia, diferentes áreas gubernamentales locales – para favorecer la promoción del vino y las bodegas en los principales mercados de exportación.

Durante el encuentro se presentarán detalles de la estrategia comunicacional y de marketing de WofA en materia de promoción externa, para el diseño de acciones en conjunto con especial foco en PyMES con potencial exportador.

Para más información y consultas para formar parte de este encuentro contactarse a jpsandoni@winesofargentina.com.

Desde 1993, Wines of Argentina promueve la marca y la imagen país de los vinos argentinos en todo el mundo. Además, desempeña su papel en la orientación de la estrategia de exportación de Argentina, estudiando y analizando los cambios en nuestros mercados de consumo: Estados Unidos y Canadá, Reino Unido y Europa, Asia y América Latina. La organización tiene como objetivo colaborar en la consolidación de Argentina entre los principales países exportadores de vino y contribuir al éxito global de la industria vitivinícola nacional a través de la construcción de la marca «Vino Argentino», elevando la percepción positiva en el trade, los líderes de opinión y los consumidores.

Bodega Familia Schroeder fue fundada en el año 2001 por Herman Heinz Teodoro Schroeder, integrante de una familia de emprendedores de origen alemán, pionera en la Patagonia.

Una de las principales características de su edificio es su emplazamiento contra la barda -como se conoce en el sur a las laderas de los valles- integrándose al paisaje natural. Está construido en 5 niveles de forma vertical que permite la utilización de la fuerza de gravedad en el proceso de vinificación a través de un sistema gravitacional que se traduce en el uso casi nulo de bombas, disminuyendo los procesos oxidativos desde la uva hasta el vino terminado.

Está ubicada en San Patricio del Chañar, donde esfuerzo el hombre transformó un desierto –que en otro tiempo fue cuna de dinosaurios– en verdes viñedos y una zona productiva enmarcada por el lecho del río Neuquén, el suelo de esta zona tiene diferentes composiciones: desde franco areno-pedregosos a franco areno-limosos. Gracias a la latitud patagónica, 39º sur, y la gran amplitud térmica (20ºC) permite la maduración progresiva y escalonada de las uvas. Además, el viento dominante mantiene la sanidad de los viñedos haciendo de la viticultura una práctica sustentable, natural y amigable con el medio ambiente.

Bodega Meseta, vinos y espumantes en el valle de Río Negro

La Bodega Meseta inicia en el año 2000 como proyecto familiar bajo la dirección del enólogo Miguel Angel Naceli, el cual viajó desde Mendoza hasta el Valle del Río Negro en el año 1982,  prestando sus servicios de asesoramiento en distintas bodegas de la zona.

Tras varias elaboraciones en Patagonia y convencido de las bondades agroecológicas de la región, decidió junto a su esposa y compañera de vida crear el proyecto Bodega MESETA, Vinos y espumantes.

Las primeras variedades elaboradas fueron: Malbec, Cabernet Sauvignon, Chardonnay Semillón y espumantes fermentados en botellas por el método tradicional.

En los años 2002 y 2006 MESETA participó en la competencia «Vinos malbec al mundo» ganando medalla de plata 🥈🥈 en dichos años.

Más tarde en 2011 incorporó el Pinot Noir y por último en 2018 el vino rosado Trousseau, un vino rojo, fino, dulce, variedad única de Río Negro.

Bodega MESETA con el paso del tiempo modificó etiquetas y se incorporó a las nuevas herramientas de marketing digital tales como instagram.

¡Muchas gracias por todas tus visitas y comentarios!

Tucumán: capital nacional de la empanada

Famaillá, en el centro de la provincia y 35 kilómetros al sur de la Capital, se enorgullece de considerarse la Capital Nacional de la Empanada. Desde hace 43 años la música y la comida tradicional se conjugan para congregar a miles de tucumanos y visitantes del país, y ser testigos de la coronación de la Campeona o el Campeón Nacional de la Empanada. Este año, la fiesta será desde el viernes 9 al domingo 11 de septiembre.

Conocer Tucumán a través de sus sabores es una de las tantas posibilidades que ofrece esta provincia a los visitantes de la Argentina y del exterior. El abanico de exquisiteces típicas va desde la humita, el locro o el tamal, hasta el imperdible “sánguche de milanesa”, más urbano y contemporáneo.

Sin embargo, donde hay coincidencia a la hora de definir al plato más tradicional de esta bella provincia, es en la empanada. Famaillá, más precisamente, es quizás la Meca de este manjar criollo extendido a todas las latitudes del país, que en cada región adopta sus propias recetas y formas de elaboración. No en vano, esta localidad tucumana es considerada la Capital Nacional de la Empanada.

Nacida en 1979, la Fiesta Nacional de la Empanada se desarrolla a la vera del río Famaillá. Donde se elige año a año a su máximo representante en las manos de la empanadera o el empanadero más talentoso para llevar en alto esta bandera gastronómica por el país y el mundo.

¿Qué diferencia a esta tradicional preparación que se elabora en Tucumán de las que se hacen en el resto del país? El secreto está en la masa, el secreto está en el relleno, el secreto está en la mano de quien la cocina. El secreto está, precisamente, en Famaillá.

Jugosa, con carne de matambre cortada a cuchillo, hervida en un delicioso caldo que luego se reserva para utilizar en el resto de la preparación, lleva cebolla de verdeo rehogada y huevo duro picado. El cierre se hace con 13 repulgues, como algunos dicen en referencia a los 12 Apóstoles y al propio Jesús. Tanto cocinadas al horno de barro como fritas en grasa, obligan al comensal a consumirlas a “piernas abiertas” para evitar quemarse o mancharse la ropa con sus jugos.

Este preparado único que se convierte en la empanada tucumana ya dirimió a sus ganadoras en las 42 ediciones del Campeonato donde intervienen cocineras expertas en elaborar esta empanada, compitiendo ante un jurado especializado que tiene el gusto de elegir a la mejor. Ni la pandemia frenó este evento que en septiembre del 2020 se hizo vía zoom y que retomó la presencialidad el año pasado, con el regreso de los ranchos y los músicos en vivo al predio “Simeón Nieva”, con miles de espectadores y comensales ávidos por probar este manjar criollo.

Para este 2022, la Fiesta redobla su apuesta y convoca a los artistas más renombrados de la escena (musical) argentina y de distintos géneros. Abel Pintos, Los Nocheros, L’Gante, El Oficial Gordillo, el Rey Pelusa o los cumbieros mexicanos Los Bybys serán los números centrales del escenario “Luis Sandrini”, con una entrada general de 1.000 pesos.

La Fiesta se inicia aún antes del mediodía, cuando se encienden las decenas de hornos de barro alimentados con leña de la zona, donde se alojarán los manjares y los sueños de muchas mujeres y hombres que buscan quedar en la orgullosa y rica historia de un pueblo que vive al pulso de sus tradiciones y del empuje de sus trabajadores.

Voces de campeonas

Para la Campeona de la Empanada 2020, Ana Laura Cejas, preparar este manjar es parte de su vida. “Mi mamá preparaba empanadas para vender y siempre quiso participar del Festival, pero mi papá no quería. Yo cocino y vendo empanadas desde los 12 años, hasta llegué a vender 45 docenas un domingo (540 empanadas hechas solamente por ella). Cuando pude participé del Campeonato; al final, en el 2013 fui subcampeona y en el 2020, en pandemia, se pudo hacer la competencia y resulté ganadora. Mi mamá ya no está, pero se lo dediqué a ella”, dice Ana, que nació y se crió en Famaillá.

“Aquí todos me conocen. Vivo a tres cuadras del cabildo del Parque Temático y la gente pasa y me compra las empanadas”, cuenta la Campeona del 2020 y agrega que es costumbre probar la empanada de carne con unas gotitas de limón, otro producto de esta tierra y que le ofrece un toque cítrico como condimento a las empanadas.

En esta ciudad del centro de la provincia de Tucumán, durante el Festival de la Empanada de 2008, se certificó y registró la Receta Oficial. “Desde ese momento se fijó que la empanada tucumana se hace con carne de matambre cortada a cuchillo, cebolla de verdeo, cebolla blanca, huevo duro, comino y pimentón”, explica Cristina del Valle Rojas Lazarte Juárez, campeona en ese año y autora de esa receta, quien además abrió el ciclo del Instituto Nacional de Promoción Turística “Morfar” en las redes sociales, como chef que brindó para el mundo el paso a paso de este manjar emblema de la gastronomía tucumana.

Manos en la masa

Aseguran los que saben, que uno de los secretos de la excelencia de la empanada tucumana es que se elabora con carne de matambre cortada a cuchillo. Pero también coinciden, con rigor casi científico, en que además es necesario destacar “la mano” de la empanadera como factor determinante para el toque final en este manjar criollo.

Comencemos por desentrañar los secretos de esta receta tan particular, que resume quizás 500 años de historia de la empanada a lo ancho del mundo y que toma su sabor tan especial y único en esta parte del continente americano, en el Jardín de la República Argentina.

Para el relleno se utiliza un kilo de matambre de vaca, una cebolla de verdeo, dos cebollas blancas, seis huevos duros, comino, sal y pimentón dulce. En primer lugar se tierniza el matambre en una olla con agua hirviendo, que formará un caldo al que reservamos para más adelante. Luego, en una sartén se rehoga la cebolla blanca y cuando está lista, se apaga el fuego, se le añade la de verdeo y se condimenta con un poco de comino y pimentón. Se agrega el matambre cortado en cubitos chicos. Se deja enfriar y al final, se le agrega el huevo duro cortado o pisado.

Ahora hagamos la masa. Formamos en la mesada un volcán con 1 kilo de harina 0000 y ahuecamos el centro, en forma de corona, donde colocamos 200 gramos de grasa a temperatura ambiente. Amasamos hasta unir y la hidratamos con 2 tazas del caldo de la cocción del matambre mezclado con sal. Luego hay que probar que la masa no quede ni muy húmeda ni muy seca y se la deja reposar una hora.

De esa masa se arman bollitos que entran en la palma de la mano y nuevamente a reposar entre 15 minutos y una hora para evitar que se infle la empanada en el horno. Finalmente estirar los bollitos con el palo de amasar hasta obtener las tapas con las que en una mano se sostienen, se coloca en el centro el relleno y se estiran un poquito los bordes para unirlos y hacer los 13 repulgues que marca la tradición. Al horno de barro caliente durante unos minutos y a disfrutar de las empanadas tucumanas, un manjar inigualable.

Los tips de las expertas

–          La verdadera empanada tucumana tiene su receta registrada. A simple vista, hay un detalle insoslayable: 13 repulgues. Uno por Jesucristo y el resto, por los doce Apóstoles, los discípulos.

–          Siempre se prepara el relleno con matambre, lleva comino de condimento y huevo duro, cortado, pisado con un tenedor o pasado por el rallador.

–          El tamaño es el de la palma de la mano y la cantidad de relleno para las “tapitas” es de dos cucharadas soperas.

–          Salmuera. Agua y sal, probar y si es amable para nuestra boca, es perfecta para humedecer la masa de la empanada.

Famaillá, la patria de la empanada

Una traducción de la palabra Famaillá hace referencia a “sitio para descansar” en lengua quechua, mientras que otra interpretación habla de “pueblo de la Madre Luz”. Está  ubicado a 36 kilómetros al sudoeste de San Miguel de Tucumán y su vía de acceso es la Ruta Nacional 38. Propone un paseo en torno a su plaza principal engalanada con un peculiar paisaje de tierras fértiles y antiguas fábricas azucareras que se aglutinan en sus cercanías.

Esta ciudad, cabecera del departamento del mismo nombre, ofrece también al visitante un paseo temático histórico con réplicas del Cabildo de 1810 y la Casa Histórica de la Independencia, en el cual se pueden degustar los platos típicos de la región. Un balneario municipal invita a pasar un día en familia al aire libre, y conocer en ese mismo predio el Parque Jurásico, con figuras que representan las diferentes eras prehistóricas. Este balneario abre sus puertas de martes a domingos de 9 a 19 Hs.

El asentamiento de habitantes originarios en la región, como en el resto del territorio que hoy compone la provincia de Tucumán, se remonta a siete milenios, posiblemente antes incluso de la presencia de la cultura Tafí. Y hace más de dos mil años se establecieron aquí pueblos agricultores y recolectores. A mediados de siglo XVI la corona española invadió la zona, pero la usurpación de tierras que los europeos venían a realizar a este continente se topó con un férreo obstáculo: la resistencia de los así llamados Diaguitas, en especial la presentada por la parcialidad que los ibéricos denominaron Calchaquíes, quienes protagonizaron las famosas Guerras Calchaquíes.

La primera vez que el español entró en contacto con los pueblos originarios de la zona habría sido en enero de 1543. En ese momento, dentro de su territorio convivían los Quilmes, los Colalaos, los Ancalianes, los Amaichas y los Pichaos, entre otros. Los Famaillaos, la parcialidad de los Diaguitas que da nombre a la localidad de Famaillá, fueron desterrados de los valles de Tafí y Yocavil en 1658 cuando el gobernador del Tucumán, Alonso de Mercado y Villacorta, impulsó la campaña de desnaturalización de los pobladores originarios como una maniobra concebida para terminar con la resistencia indígena.

Datos útiles para visitar Famaillá

–          Desde San Miguel de Tucumán, por Autopista Ruta Nacional 38 hacia el sudoeste, 36 kilómetros de distancia.

–          En colectivo, entre 30 y 50 minutos de viaje desde la Terminal de Omnibus, a un precio aproximado de 500 pesos (empresas interprovinciales) o a 300 pesos aproximadamente por líneas interurbanas. En taxi, 25 minutos de viaje a un valor aproximado de 2.000 pesos.

–          Alojamiento: Hotel Famaillá. Sarmiento 235, teléfono 03863-462262.

–          Sitios de interés: Parque Temático Histórico del Bicentenario (Ruta Provincial 301, abierto todos los días). Balneario Municipal Río Famaillá (calle Sarmiento s/n). Monumento a Mercedes Sosa (Ruta Provincial 301). Parque Jurásico (Parque del Bicentenario, Ruta Provincial 301).  Réplica del Vaticano (Entrada del cementerio de la ciudad).

Mil suelos, el Pinot Noir: secretos del trabajo con una cepa rebelde

“Es una uva que es muy rebelde en la viña, y muy complicada de trabajar en el viñedo y en la bodega. Yo lo que aprendí es que hay que respetar el camino que toma”.
Así define Alejandro “Colo” Sejanovich a la Pinot Noir, una cepa que poco a poco aprendió a domar y que es actualmente uno de los puntos más altos del catálogo de Mil Suelos. Para trabajarla, es necesario tener en cuenta varios factores, como la temperatura promedio del año o si el viento Zonda incidió cerca de la cosecha.

“También hay que tener en cuenta el nivel de turgencia de la uva. Al pinot me gusta hacerlo con muy poca extracción, que sea solo de los compuestos aromáticos y no tanto de color, sólo el que salga en función de los aromas”, explica Sejanovich. El enólogo apunta que el Pinot Noir es la variedad que mayor cantidad de taninos presenta en sus semillas, por lo cual la extracción -en especial cuando ya comienza a producirse alcohol en la fermentación- debe ser muy cuidadosa para que el vino no sea tánico.

Una vez terminada la fermentación pero también en la etapa pre fermentativa, el Pinot Noir es también una variedad con la que se debe tener especial cuidado con el peligro de oxidación, que debe seguirse de cerca en todo momento.

“Yo lo que aprendí es que hay que respetar el camino que toma”, agrega. “A veces de golpe se quiere comer la mitad del azúcar en dos días, o si hago una fermentación a baja temperatura seguro voy a volver al otro día y va estar volando de calor. Y a mi me gusta respetarlo, cuando eso pasa salen mejor”.
“Ahora, además de los estilos como Borgoña y Oregón, también están los de zonas de Estados Unidos como Carneros y Russian River, o los de Nueva Zelanda”, continúa Sejanovich. “Y esos son estilos que tienen que ver con la elegancia y las capas de sabores. Yo creo que todo el mundo está yendo a buscar eso: Pinot que no tengan tanta influencia de la madera, porque fácilmente los puede ganar porque son delicados. Así, los vinos de Pinot interesantes son los que reflejan lugares y son más gastronómicos”.

Catálogo completo de Mil Suelos dedicado a la cepa: 

  • Manos Negras Pinot Noir
  • Manos Negras Red Soil Pinot Noir
  • Manos Negras Artesano Pinot Noir
  • Flora Rosé
  • Estancia Uspallata Pinot Noir
  • Estancia Uspallata Blanc de Noir
  • Estancia Uspallata Brut Nature

Además recientemente plantaron Pinot Noir en Huichaira, Jujuy, en una exploración de nuevos horizontes que los tiene muy entusiasmados.

Día del Enólogo: visión y trayectoria de cuatro hacedores de vino

Cada 7 de septiembre, la industria vitivinícola argentina celebra el Día del Enólogo. La fecha conmemora el día en que Domingo F. Sarmiento inauguró la Quinta Normal de San Juan, que posteriormente pasó a denominarse Escuela Nacional de Fruticultura y Enología. 

El cierre de vinos es una herramienta enológica y un insumo clave para proteger su calidad. ¿Por qué? Porque corona el gran y lento trabajo que implica crear un vino. Una vez embotellado, el vino respira y continúa evolucionando. Por ende, saber exactamente cuánto oxígeno ingresa a la botella es lo que permite que éste no se oxide ni se reduzca (las dos grandes fallas provocadas por el exceso o falta de oxígeno, respectivamente). 

Vinventions les brinda a los enólogos un portfolio de tapones sustentables –Nomacorc Green Line– con ingreso de oxígeno diferenciado según el segmento de vinos y su proyección de vida en la góndola. 

En el Día del Enólogo, Vinventions invita a conocer el trabajo de cuatro de sus clientes que poseen diversos perfiles y están enfocados en distintas búsquedas, reflejando la emocionante diversidad que existe hoy entre las y los hacedores de vino. 

CARLOS RIVIER, ENÓLOGO DE BODEGA JEAN RIVIER: “Me maravilla la cantidad de cambios que he visto en mi trayectoria”

Con 36 vendimias, Carlos Rivier recibió numerosas distinciones a lo largo de su carrera. Se instruyó en Francia y en Suiza, y trabajó en Beaune, en La Borgoña, en una empresa de la familia de su padre, El Domaine Yves Darviot y su 1º Cru Clos de Mouches. Esta experiencia con los vinos blancos fermentados en barricas lo marcó para siempre. Hoy está dedicado a su bodega familiar, Jean Rivier, ubicada en San Rafael, Mendoza. 

– Qué lo emociona: “Lo que más me cautiva es la vendimia, con sus satisfacciones y sinsabores dictados por la marcha climática del viñedo. Es decir, que lo que más disfruto es poder hacer un vino a partir de las características del cepaje, el terroir y la calidad de la uva según la añada. También me apasiona el momento de llenar las barricas de blancos para realizar las fermentaciones y los posteriores bâtonnages y degustar cómo evoluciona ese vino en las distintas maderas. Y cuando llega el invierno, el placer de degustar la barricas de los varietales tintos e imaginar y armar los futuros assemblages”.

– Su historia y su presente: “Me maravilla la cantidad de cambios que he visto en mi trayectoria: desde la aparición de las levaduras seleccionadas, pasando por las nuevas tecnologías de maquinarias en bodega, hasta el cambio climático que nos obliga a repensar el cuidado de nuestro ecosistema. Pensar que hoy podemos trabajar con productos reciclables, biopolímeros, etcétera. Es un país encuadrado en lo que se llama el ‘nuevo mundo’, en el que se puede trabajar con grandes libertades en cuanto a cepajes, vinificaciones, tipos de vino y nuevas zonas”.  

– Una vida junto a la vid: “Siendo aún estudiante de Agronomía comencé a trabajar en la empresa de mi padre. De niño, fui introduciéndome en el mundo de los viñedos y la bodega. Tenía gran curiosidad por los olores y los aromas y poco a poco fui apreciando el vino. En la escuela secundaria aprendí a analizarlo químicamente y a degustarlo. Mi pasión viene alimentada por mi padre, la Borgoña y algunos antiguos enólogos argentinos que me contaban sus anécdotas”.

JOSÉ LUIS MOUNIER, ENÓLOGO DE BODEGA JOSÉ L. MOUNIER: “Me emociona mucho descubrir vinos de otros lugares o elaborados por colegas o amigos”

Mendocino de nacimiento, José Luis Mounier creció en el seno de una familia dedicada a la vitivinicultura. Embarcado en un proyecto personal, desde hace años está afincado en Cafayate, Salta, junto a su familia, donde coordina la enología de Bodega L. Mounier. Se formó junto a Michel Rolland y otros grandes de la enología. Con una vasta experiencia en la industria, trabajó también en Chateau Le Bon Pasteur en Pomerol, Burdeos. 

Lo mejor de su trabajo: “Mi parte preferida es el momento previo a vendimiar una parcela, porque ha llevado tiempo, trabajo y controles. Ya en el momento de madurez, comienzo a imaginar el vino desde la viña, con todo lo que eso significa, ruidos, olores, sabores y preocupaciones”.

Qué lo motiva hoy: “En la actualidad, un poco nerviosa, me emociona mucho descubrir vinos de otros lugares o elaborados por colegas o amigos. Realmente disfruto cada gota de esa botella, leo varias veces la etiqueta y contraetiqueta y veo los comentarios en las aplicaciones”.

Sus referentes: “Haberme iniciado trabajando con la familia Etchart en Cafayate, con Don Arnaldo, fue para mí una experiencia inolvidable. Forjé los cimientos de mi profesión en esa escuela de vitivinicultura y realmente pude mamar de lo vitivinícola, la enología, la experiencia relacional y búsqueda constante de la excelencia”.

NICOLÁS CALDERÓN, ENÓLOGO DE ROSELL BOHER: “Mi motor es concebir un producto que luego genere bienestar”

Nicolás trabaja desde hace 8 años en Rosell Boher, donde aporta sus conocimientos en la concepción de espumosos y de vinos tranquilos. Anteriormente se desempeñó en otras importantes bodegas locales y de Napa Valley, en Estados Unidos. Forma parte de la generación de nuevos talentos enológicos de Mendoza. 

– Entre barricas: “Lo que más disfruto es estar en la bodega, desde la concepción de la idea hasta la parte productiva neta. Y hoy también disfruto poder comunicar cada uno de los productos desde el sentimiento de haberlo concebido desde el seno de la bodega”.

– El vino, una promesa de felicidad: “Me gusta mucho algo que se está generando a través del vino, que apunta a gestar siempre cosas lindas para el consumidor. Ese es el motor desde lo emocional de mi trabajo: concebir un producto que luego genere bienestar al que lo consuma”.

– Sus referentes: “Mi formación profesional se la debo a mi padre y a mi madre. Ella fue la que me insistió para que fuera al Liceo Agrícola y Enológico y rindiera para poder entrar, y así fue como hice mis primeros pasos en esa escuela secundaria técnica. Mi papá fue Enólogo y tuvo un fugaz paso por el Instituto Nacional de Vitivinicultura. Luego se dedicó al comercio, pero ese paso por la industria y el hecho de que sea técnico enólogo fue inspirador para mí”.

ANDRÉS BISCAISAQUE, ENÓLOGO DE FINCA LOS DRAGONES: “Mi parte preferida sigue siendo la sensación de incertidumbre y emoción frente a un vino nuevo”

Los Dragones es el proyecto de Andrés “el Vasco” Biscaisaque. El Vasco es oriundo de Buenos Aires y visitó El Barreal, en el Valle de Calingasta, San Juan hace varios años con el objetivo de conocer sus montañas. Se enamoró del terroir y empezó a crear vinos de baja intervención allí.

– La aventura de hacer un vino: “No soy enólogo diplomado. Mi acercamiento a la elaboración de vinos fue por pura aventura y curiosidad, y con los años se transformó en mi trabajo actual. Aprendí haciendo, estudiando por mi cuenta y principalmente de amigos que se dedican a esto. Mi parte preferida sigue siendo la sensación de incertidumbre y emoción (sin eso no hay aventura) frente a un vino nuevo, y los momentos compartidos con amigos que están en la misma situación, desde andar por la viña hasta probar cómo evolucionan las botellas”.

– Diversidad, diversidad, diversidad: “Me encanta la diversidad que tenemos, que haya tantas regiones, climas, varietales y personas que los interpreten a su manera, cada vez con más dedicación y precisión independientemente del estilo. Creo que estamos en un gran momento en términos cualitativos y con buena proyección a futuro pese a las dificultades que se suelen presentar”.

– El vino y la montaña: “Pancho (Bugallo) de Cara Sur es mi amigo desde hace años, nos une la pasión por la montaña, y fue quien me incentivó para entrar en este mundo y me enseñó las cosas más importantes. Seguimos compartiendo aventuras y planeando cosas. La vitivinicultura me trajo muchas amistades de quienes aprendo todo el tiempo y con quienes realmente la paso muy bien”.