Bodega Alta Vista, savoir faire francés en Chacras de Coria

Hoy te presentamos a la Bodega Alta Vista que se encuentra ubicada en el centro de Chacras de Coria, a 13 kilómetros de la ciudad de Mendoza. La Bodega pertenece a la familia D’Aulan quienes  fueron pioneros hace 20 años en producir y comercializar vinos single vineyard (uvas que provienen del mismo terruño y de la misma finca) de Malbec en Argentina. 

La bodega se fundó en 1998 con la filosofía de que los vinos expresen el terroir y sean el fruto del trabajo de un equipo bicultural.
Funciona en un edificio histórico construido en 1899 que fue totalmente restaurado, incluyendo las últimas tecnologías en materia vitícola. Cuenta con tanques de pequeño volumen, con 16 minipiletas de hormigón armado de 52 hls. exclusivas para los vinos de alta gama y una hermosa cava subterránea que alberga las barricas de crianza de los vinos.

Fue la primera bodega en Argentina en hacer una comparación de Malbec de terroirs, entendiendo cada terruño.
Su equipo enológico está formado por Pamela Alfonso que es la Directora de Producción, Didier Debono (Head Winemaker) y Adrián Meyer (Enólogo).

Poseen cinco terroirs en la provincia de Mendoza: tres ubicados en el departamento de Luján de Cuyo, en el oasis norte y dos en Valle de Uco, además otro en Cafayate provincia de Salta para elaborar el Torrontés.

Podés recorrer la bodega por la mañana y a la tarde, conocer los procesos de elaboración y disfrutar sus vinos en una cata guiada.

Ubicación: Álzaga 3972, Chacras de Coria
Reservas: + 54 261 652 7469.

Muchas gracias por todas tus visitas y comentarios.

Bodega Chakana, la agricultura consciente como forma de vida

La Bodega Chakana ya tiene 20 años, se encuentra en Agrelo, Luján de Cuyo y cuenta con una finca en Paraje Altamira, Valle de Uco en la provincia de Mendoza.

Esta bodega la fundó Juan Pelizzatti en el 2002. Los mueve la cosmovisión andina es decir un respeto y devoción a la tierra como madre, como creadora de las personas, como un ser, que nos une con afecto y a la cual debemos cuidado y agradecimiento.

Chakana es una bodega plena de identidad, con el propósito de despertar conciencia sobre la necesidad de cuidar y recuperar nuestros suelos y sus ecosistemas.

Su vitivinicultura es bajo la mínima intervención, llevada a cabo con prácticas orgánicas y biodinámicas certificadas. En sus fincas conviven junto a las viñas, la avena, centeno, trigo, alfalfa, cabras, ovejas, gallinas y microorganismos entre otros seres.

Biodinamia

Es una filosofía de vida que asegura prácticas de cultivo auto-sustentables, con el objetivo de conformar una individualidad agrícola que fortalezca las aptitudes del productor y sus relaciones con su entorno natural y social.
En Chakana crean vinos honestos, naturales, auténticos y sin manipulaciones.
Si visitás el blog de la bodega vas a ver un calendario biodinámico que contiene una guía para planear las tareas en el viñedo o en tu jardín, ideal para el crecimiento de las plantas y de las cosechas. Podés descargarlo acá. 👇

En esta bodega nada se pierde, todo se transforma.
El equipo enológico está formado por Leo Julián, Cachorro Bloise y Emilia Thomas.

Elaboran vinos de Sauvignon Blanc, Torrontés y Chardonnay en blancas; Bonarda, Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Tannat en tintas.

Bodega Ruca Malen, vinos con estilo, elegancia y distinción.

La Bodega Ruca Malen se encuentra en Agrelo, Luján de Cuyo y es el sueño hecho realidad de Jean Pierre Thibaud y Jacques Louis de Montalembert.

Jean Pierre nació en Buenos Aires, era hijo de franceses y fue nombrado en 1989 presidente de Chandon. Después de trabajar diez años decidió fundar en 1998 la Bodega Ruca Malen junto a su amigo Jacques Louis con gran experiencia vitivinícola en la Bourgogne.
Desde los inicios pusieron el foco en la elaboración de vinos de excelencia. La bodega fue pionera en crear  el primer restaurante de bodega en el 2004, de la mano del chef Lucas Bustos García.

El restaurante fue premiado en el año 2013 con el premio Global Best Of Wine Tourism como «Mejor experiencia en restaurante de bodega del mundo”. Cuenta con huerta orgánica. En él podés saborear su icónico menú de seis pasos maridado con vinos de las líneas Ruca Malen, Ruca Malen Terroir Series y Kinien.


La enología está a cargo de Agustina Hanna quien ha hecho un recorrido en bodegas del mundo desde Somontano y Navarra en España hasta la Provence en Francia. También trabajó con Alejandro Vigil, Marcelo Pelleritti y Santiago Mayorga.

El nombre Ruca Malén surge de una leyenda mapuche, según la cual las mujeres caminaban sin levantar la vista, con miedo de enfrentar la mirada de un dios joven y apuesto que merodeaba la cordillera. Una de ellas se atrevió a mirarlo y cayó perdidamente enamorada. Un tiempo vivieron juntos, aunque el dios debía seguir su camino y, para compensar su ausencia, le ofreció un refugio. Ruca Malén: la morada de la joven.

Además de degustar los vinos, en la bodega, cada visitante puede jugar el “juego de cortes”, con tres vinos arma el propio. También hay degustaciones y pic-nic en el jardín.

Ubicación: Ruta Nacional N° 7, Agrelo, Luján de Cuyo,

La bodega ofrece visitas guiadas en español e inglés que incluyen la degustación de tres vinos de las líneas Ruca Malen, Ruca Malen Terroir Series y Kinien. En esta actividad podés conocer el proceso de elaboración del vino, la historia de la bodega y disfrutar de algunas de nuestras sus etiquetas más renombradas.

Para reservar podés mandar un mail a: mendoza@bodegarucamalen.com
261 4541236

¡Esperamos te haya gustado esta entrada! Muchas gracias por tus aportes y visitas al blog.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Bodega La Abeja: origen francés, alma sanrafaelina

La Bodega La Abeja es una de las primeras bodegas en San Rafael, en el oasis sur de Mendoza, visitarla es entender el esfuerzo y el tesón de los primeros pobladores.
Se construyó en 1883 por Rodolfo Iselín, un inmigrante francés y fundador de la ciudad. Es considerado el padre de la vitivinicultura en San Rafael. Importó sarmientos de variedades de Malbec, Merlot y Semillón, además trajo técnicos, maquinarias e insumos de Europa para hacer crecer a su bodega.
En 1888 se logró la primera cosecha del área.
Rodolfo Iselín era francés al igual que la colonia que en 1903 pasó a llamarse San Rafael. Ese mismo año Iselín logró, gracias a su empuje, que el tren llegara al pueblo. De este modo el comercio del vino creció aceleradamente.

El nombre de la bodega “La Abeja” se debe a  que muchísimas de ellas llegaban durante la molienda atraídas por el azúcar de la uva que estaba en el lagar, algo que llamó la atención a Rodolfo.
Tiempo después, a principios del siglo XIX Iselín vendió sus propiedades a la familia Schlieper. Ellos crearon un frigorífico, una fábrica de hielo y una usina eléctrica. Así, la Abeja pasó a ser el referente comercial de la época con su destacado casco histórico
En 1945 Teófilo Ripa y sus hijos adquirieron la finca.

El cambio vino en 2004 cuando los nietos de Ripa decidieron restaurar la finca para dedicarse a la elaboración de vinos de alta gama y abrieron la bodega al turismo.
La visita a la bodega cuenta de cuatro pasos: el primero es para saber la elaboración del vino, en donde vas a apreciar máquinas originales de 1885, posteriormente la historia de la familia Iselín y los albores de San Rafael. En la cava que poseen llevan a cabo la elaboración de espumantes, al finalizar se realiza una degustación de los vinos.
Ubicación: Av. Hipólito Yrigoyen 1900.

Para más información sobre las visitas podés escribir al WhatsApp +54 9 2604 67 – 1836.

«En el amor reside la fuerza y cualquiera que ama mucho, hace mucho y puede lograr mucho, porque eso hace el amor».

Vincent van Gogh

Bodega Atamisque: donde el sonido presente es el de la naturaleza

La Bodega Atamisque se halla en el distrito de San José, Tupungato en el Valle de Uco, Mendoza.
Es conocida por la elaboración de sus vinos de alta gama y por su gran oferta enoturística.
Te invitamos a conocer este sitio increíble.

Orígenes de la estancia

Uco se llamaba un cacique indio, de los pueblos orignarios los Huarpes Millcayak, quienes vivían en este valle hace siglos.
Los Incas llegaron desde Perú alrededor de 1491-1493.
Después de una centena de años en 1608 los jesuitas se instalaran en Mendoza. En 1658 fundaron en el Valle de Uco, la estancia San José, que dio nacimiento al pueblo y a la estancia Atamisque creada posteriormente. Esta propiedad poseía 19.000 has; luego se dividió al final del siglo XIX. Tuvo diversos propietarios hasta que la adquirió un belga, nacionalizado francés, John Du Monceau, apasionado y visionario que se enamoró del lugar y decidió vivir allí. Su mujer, Chantal tuvo un abuelo bodeguero de la región del Beaujolais, en Francia. Compartiendo el amor de su grand père hacia las uvas, le encantó la idea de construir una bodega en la propiedad y así fundaron «Bodega Atamisque». Lleva el nombre original del sitio y cuenta con una capacidad de 500.000 litros. La primera cosecha se llevó a cabo en marzo de 2007. Atamisque es un arbusto autóctono de la Cordillera.
Aquí un video para que veas este bellisimo lugar.

Hay viñedos que tienen 90 años y están a 1.300 m.s.n.m. Elaboran Chardonnay, Sauvignon Blanc, Viognier en variedades blancas; Malbec, Pinot Noir, Merlot, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Cabernet Franc en cepas tintas. Sus enólogos son Philippe Caraguel y Adrián Vargas.
Los vinos se caracterizan por ser frutados, de color intenso y con una frescura natural muy característica.
Todas las uvas son cosechadas a mano, primero se hace una doble selección y después se trabaja con el sistema de gravedad, es decir llevando manualmente esas uvas hasta los tanques de acero inoxidable. De este modo se hace foco en el perfil aromático y las características de cada varietal.

La bodega posee el Rincón Atamisque un muy lindo restaurant en donde saborear desde un tapeo con cazuela de humita, empanadas capresse, brusqueta con gravlax de trucha y ciabatta de ternera braseada. También hay una cancha de golf de 9 hoyos y el Lodge que brinda alojamiento en medio de viñedos, buen clima, paz, noches de cielos plenos de estrellas y hermosas vistas a la cordillera de los Andes.

Ubicación: Dirección: Ruta Provincial 86 Kilometro 30.
Para visitar la bodega podés escribir contacto@atamisque.com
o reservando al 02616991143.

«Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor»

Albert Einstein

Bodegas López, un estilo único con alma y pasión familiar

Cuatro generaciones, una misma familia | Bodegas López

Cuando hablás de Argentina y sus vinos, indiscutidamente tenés que mencionar a una de las bodegas que forma parte del vasto patrimonio vitivinícola. Una de las más tradicionales de la provincia de Mendoza es sin duda Bodegas López. Fue fundada en 1898 por José Gregorio López Rivas inmigrante andaluz de Málaga, España.
Fiel a su estilo posee una tonelería de roble de Nancy, en donde guardan sus vinos entre 3 y 20 años.
Lo que sigue es parte de la gran historia de este establecimiento que es símbolo de tesón, trabajo y cultura familiar.

Tradición López y amor por la familia

Como muchos inmigrantes de la época, José Gregorio Rivas López llegó en 1886 a la Argentina. Con trabajo y sacrificio pudo traer a su hermano Rafael al lugar donde él estaba realizando labores vitivinícolas. Posteriormente consiguió que su madre Fernanda, sus hermanos Matilde y Federico lo acompañaran en la aventura de labrar la tierra y plantar vides en un país que los recibió con ansias de crecer.

En 1898 la familia se había asentado en la localidad de Maipú y con la conducción de José empezaron a elaborar vinos con sus propias variedades de uvas. Así nació la sociedad José López & Hnos. En marzo de ese mismo año se lanzó la marca El Vasquito.
Así fue como se dio vida a un estilo, el «Estilo López», para el 1922 José Federico – hijo de José Gregorio – se incorporó a la empresa. La bodega aumentó su superficie de viñedos y comenzó a añejar sus vinos en toneles de roble francés, algo que con el paso del tiempo resultó ser el sello distintivo de esta bodega.
A mediados de la década del 20 pasaron a llamarse José López e Hijo.

En 1934 surge uno de los vinos clásicos tan conocidos por generaciones de argentinos: Chateaux Vieux y cuatro años más tarde apareció Rincón Famoso.
Luego que falleció José Gregorio, su hijo Federico empezó a dirigir el negocio familiar con pasión y determinación y se le sumaron sus hijos José Federico y Carlos Alberto.

En la década del 70 después que se crearon las marcas de Jeréz Federico López, Vasco Viejo, Chateaux Montchenot y Selección López, se incrementaron las exportaciones en un 200 %.
Para fines de la década del 90 Carlos Alberto en la presidencia y Marta en la vicepresidencia se hicieron cargo de la dirección de la bodega, ya qué José Federico López murió a los 95 años.

Siempre se caracterizaron por brindar la misma calidad e ir incorporando tecnología. A principios del 2000 Bodegas López inauguró un nuevo segmento de vinos, su línea de varietales Casona López, de Malbec y Chardonnay, a la que le siguió de Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Semillón.
Diez años más tarde se aggiornaron las presentaciones de los vinos Vasco Viejo, Xero, Casona López y del aceite de oliva López.
Además se incorporaron nuevos productos: Montchenot Joven, Montchenot 5 años y López Dulce Natural.

Para el 2017 la bodega cuenta con 45 productos, entre clásicos, varietales y espumantes: Sale Chateau Montchenot Edición especial, cosecha 1983, que celebra los 60 años de la primera cosecha del gran clásico, hoy Montchenot; y los 130 años desde que Don José López Rivas, aquel inmigrante malagueño llegó a la Argentina y fundó Bodegas López. También se incorporan dos nuevos espumantes: Montchenot Brut Nature Rosé y López Dulce.

1 cava | Bodegas López

Actualmente Bodegas López está liderada por la cuarta generación. Visitarla es un viaje a la historia, rica, próspera de Mendoza, a esa tierra en donde en el último cuarto del siglo XIX tantos inmigrantes llegaron con sus valijas cargadas de sueños. Confiaron y apostaron por una Argentina que en muchos aspectos nos llena de orgullo.

La bodega ofrece variadas experiencias turísticas que te permiten conocer la historia de la familia, las distintas formas de cosecha, el proceso de elaboración, añejamiento, embotellado de sus vinos, a crear blends, degustaciones varias, de espumantes, verticales. Visitala y reviví la historia vitivinícola de la provincia, observá sus toneles, piletas de hormigón, su visitor center, la cava subterránea y disfrutá del restaurante con menú gourmet a la carta.
Un lugar magnífico que tenés que visitar cuando estés en Mendoza.

Ubicación: Ozamis 375 – General Gutierrez, Maipú.
+54 (0261) 497 2406 / 481 1091
lopezmza@bodegaslopez.com.ar

Más información: https://bodegaslopez.com.ar/

Esperamos te haya gustado esta entrada tanto como a nosotros crearla. De algún modo volvimos a pasear por los pasillos, cava y rincones de un establecimiento emblemático de Mendoza. Bodegas López es un lugar de trabajo de una familia que sabe de legado, innovaciones y perseverancia. Todo esto se nota por supuesto al apreciar la calidad de sus vinos.

Matías Riccitelli, un talento joven y apasionado que da alas a la vitivinicultura argentina

Foto: Riccitelli Wines

A este joven enólogo la pasión por el vino se le impregnó en Cafayate, provincia de Salta. así cómo las levaduras nativas se pegan a la uva. Nació en esa localidad y desde muy pequeño pasaba sus veranos ahí jugando con los hijos de la familia Etchart.
Su papá – Jorge Ricitelli (primer latinoamericano en ser elegido «Winemaker of theYear 2012» por la prestigiosa revista estadounidense «Wine Enthusiast») ha sido su mentor, le transmitió el amor por las viñas y cada detalle en la elaboración de los vinos.

A los 13 años se fue a vivir a Mendoza cuando su padre Jorge fue convocado para trabajar en Bodega Norton. Allí hacía pasantías en el verano y aprendió de todo referido a la viña.
Luego de varios años de mucho trabajo – llegó a hacer cinco vendimias alrededor del mundo y trabajó en grandes bodegas- este gran enólogo hoy tiene su lugar en el mundo del vino.

Su año de despegue fue el 2009 en el cual creó Riccitelli Wines. Un proyecto en Luján de Cuyo en donde elaboró Hey Malbec, un vino con una etiqueta de avanzada, con diseño vintage y de espíritu joven. Un vino tinto jugoso con aromas de fruta roja, notas florales y toques de pimienta negra. Ligero en boca y grato de beber, suaves taninos, una acidez marcada, un final dulce y amable.

Sus vinos son muy aromáticos, frescos y a la vez complejos. Son de gran personalidad, atractivos en nariz y en boca y uno de los objetivos que Matías quiere transmitir es que hablen del lugar. Tanto él como el equipo adora buscar nuevos y diferentes terruños. Trabajan con mucha dedicación cada terroir y cada parcela para que expresen lo mejor.

Gran observador, apasionado de los viajes Matías junto a su gente elabora 25 vinos, tiene otra bodega en La Carrera donde crea blancos y tintos de Pinot Noir. En la Patagonia es donde crean la línea Old Vines de Semillón, Chenin Blanc, Torrontés en blancos y Bastardo, Merlot y Malbec en cepas tintas. Estos varietales provienen de viñas plantadas a finales de los años 60 y se ubican a la orilla del río Negro.

La Bodega Riccitelli Wines

Se encuentra en Las Compuertas, a 1.100 m.s.n.m. en Luján de Cuyo, posee 20 hectáreas, son tres diferentes viñedos al pie de la cordillera de los Andes ubicados entre 980 y 1120 msnm. Varios de los viñedos fueron plantados a principios del siglo XX. Las uvas se cosechan de forma tradicional tratando de mantener rendimientos bajos.
La cosecha se realiza manualmente en pequeñas bandejas de 20 kilos para que la uva no se dañe. Cuentan con mesas de selección en donde la uva es elegida una a una. Después son enviadas por gravedad a pequeñas piletas de concreto donde se realiza una labor que combina técnicas de elaboración tradicionales y modernas . No trabajan con bombas y siempre con volúmenes pequeños.

Poseen terroirs en Vistalba para el Malbec de alta gama, de suelo franco-arcillo-calcáreo,  viñedos en Perdriel que se encuentran a una altura de 980 msnm, muy cerca de las orillas del Río Mendoza con viñas de 80 años, con suelos limo arenosos y rocosos, en La Consulta con suelos franco-arcilloso sobre un subsuelo de canto rodado de buen drenaje y en La Carrera donde tienen viñedos de Chardonnay, Sauvignon Blanc y Pinot Noir.
Trabajan con pequeños productores del Paraje Altamira – 20 hectáreas más- en donde los vinos absorben una característica de suelo caliza que se sienten en el vino como notas minerales.

Uno de sus últimos proyectos es la línea Kungfu Orange del 2021 que se basa en vinos que no tienen intervención y sin agregado de sulfitos. Un Sauvignon Blanc de la zona de Gualtallary fermentado y crieado en huevos y en ánforas. Es rico en notas herbales y también en frutas blancas maduras y flores. También elabora un Malbec de esta línea.

Sabores del Bistró

Cómo si fuera poco esta bodega innovadora cuenta con un bistró liderado por Juan Ventureyra quien está a cargo de los platos que encantan por los frescos y diferentes. Él y el equipo utilizan productos de la huerta sumado a hierbas y vegetales autóctonos.

  • Podés deleitarte con un menú de 4 tiempos ágil, fresco y de sabores puros donde podés optar por las diferentes propuestas del chef y de los mejores vinos.
  • Otra opción es un menú de 6 tiempos donde Juan presenta sus mejores creaciones maridadas con vinos de alta gama de la bodega.

Los almuerzos incluyen visita a la bodega.
Abierto de Jueves a Domingo a partir de las 12 a 18 hs.

Para visitar la bodega:
reservas@matiasriccitelli.com
WhatsApp: +54 9 261 316 7775


Esperamos te haya gustado esta entrada que habla de un enólogo que supo hacerse espacio, viajero incansable, conquistó nuevos terroirs y continuamente al lado de su gente entiende que para crecer siempre hay que innovar, crear e ir para adelante, sin importar lo que digan.

¡Salud y muchas gracias por tu compañía en este viaje!

Costaflores, una bodega con ritmo orgánico y datos abiertos en Perdriel, Luján de Cuyo


Foto: https://costaflores.com/

El mundo del vino te une a personas maravillosas, inspiradoras que tienen buena vibra, apasionadas y que se expresan a través de sonrisas y una copa de vino.
Gracias a Pia Argimon, conocimos los vinos de Costaflores Organic Vineyard, y la idea llevada a cabo por el genio informático de Mike Barrow.

Costaflores es mucho más que un viñedo ubicado en Perdriel, Luján de Cuyo. Es un modo de vida orgánico que se aúna con la creatividad y la tecnología de las monedas digitales.
Todo comenzó cuando Mike se enamoró de su mujer mendocina Tite Barbuzza y decidieron afincarse en Argentina.
Mike Barrow es estadounidense de Tucson, Arizona, hombre viajado y piloto de avión privado, compró un terreno en la Capital del Vino en el 2004 y primero sembró nogales – me cuenta Pía siempre que ella y sus amigos viajan, se traen nueces increíbles y el orégano perfuma todo el auto-.

La cosecha inicial fue en el 2007, Su bodega está diseñada con viticultura orgánica, es decir, las plantas necesitan mejor y mayor cuidado del viticultor. Es primordial la conservación del suelo y de sus microorganismos. Para ello realizan compost, control de malezas con coberturas vegetales y control de plagas con flores y aromáticas que atraen insectos benéficos.

Openvino y las criptomonedas

Mike es muy generoso, su modo de vida es orgánico, es un apasionado que desea cambiar el mundo – me contó Pía muy entusiasmada.
En la finca que se halla en la costa del canal Flores – de ahí el nombre- Barrow plantó Malbec, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot. Se contactó con el ingeniero agrónomo Juan Antonio Argerich y Patricio Santos que se encarga de la enología.
Buscando ofrecer transparencia y cómo comercializar sus vinos, se le ocurrió dar un paso más y así fue que comenzó con la tockenización.
¿Cómo es esto? Mike tiene la primera criptomoneda sostenida por el vino, así cosechan las uvas y vinifican. Después, una vez que conocen cuánto vino hay por año, calculan la cantidad correspondiente de botellas y emiten el mismo número de tokens con el nombre de MTB. El vino necesita una guarda de dos o tres años y la idea es que el mercado defina el precio.
La cosecha 2018 es la primera que tiene criptomonedas.

Mike es una persona enamorada de Perdriel, de sus vinos y lo que ellos pueden generar. Qué mejor que Pía para describirlo.

Hicimos una cata vertical con tres excelentes añadas que nos encantaron.

Probamos el MTB 2018  70% Malbec, 35 % Cabernet Sauvignon y 10% Petit Verdot. En vista color rojo profundo con reflejos violáceos. En nariz fruta roja madura, especiado. En boca taninos firmes, jugoso

MTB 2017 70 % Malbec y 30% Petit Verdot . Color más profundo que el anterior. En nariz fruta más marcada al igual que las notas especiadas. En boca con estructura, buena acidez y final persistente y frutado.

MTB 2016  70% Malbec y 30% Petit Verdot. Color rojo intenso, con nariz expresiva. aromas mentolados. En boca con excelente balance y complejidad.

Felices de haber probado los vinos de M T B, comprender que «el vino une» y de celebrar que cada vez más personas abrazan esta declaración.

¡Muchas gracias Pía y al universo por obrar la magia de conocerte y compartir las alegrías de la actividad vitivinícola.
¡¡Hoy se lanza la cosecha 2018 con los primeros tokens!! Para más info, visitá su instagram @costafloresorganicvineyard

¡Salud! 🍷

Pampa El Cepillo, una magnífica planicie en Valle de Uco

PampaElCepillo2

                                                      Foto: @lanavemalbec (Twitter)

En el mundo apasionante del Vino, se van logrando varias cosas, una de ellas es el reconocimientos de algunas Indicaciones Geográficas. Así es como en septiembre del 2019 el INV declaró varias IG, entre ellas una que está dando mucho que hablar.

Una planicie hacia el sur: Pampa El Cepillo

El escenario es Valle de Uco, uno de los terroirs más conocidos en vinos de calidad en la provincia de Mendoza.
En el departamento de San Carlos se encuentra esta IG, que según dicen los expertos le imprime características muy distintivas a los vinos y que tomó el nombre de una estancia del siglo XVIII en la zona.
Al sur del Paraje Altamira, un terroir particular con mucho por investigar y mucho por aprender – a decir de los ingenieros agrónomos y enólogos – que escudriñan esta zona constantemente en busca de que sus vinos muestren aromas intensos y sabores únicos.

Esta IG, se topa con la cordillera Frontal, está bien cerca, factor que ayuda a tener una mayor amplitud térmica que en otras áreas. Además al contar con una planicie (por eso pampa)  las vides están bastante resguardadas por las heladas.
Posee una orientación sudeste y los viñedos se hallan a 1.100 metros sobre el nivel del mar.
Varios productores trabajan y hacen foco en resaltar las notas florales y más frescas del Malbec. Ellos son: Bodegas Esmeralda, (quien hizo fuerza para que saliera la Indicación) Lattarico Wines, Doña Paula, Matías Riccitelli Wines, Biplano Wines, Escorihuela, Bodega Rutini, La Nave Malbec, Alpha Crux , El Enemigo Wines en Cabernet Franc, Paso a Paso Wines en la variedad Bonarda.

Aquí podés encontrar más info y la resolución completa que designa a la Indicación Geográfica Pampa El Cepillo https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/216791/20190917

El universo vitivinícola se ofrece abundante, nos sorprende y nosotros felices de contártelo.

Vista Flores, un lugar especial enmarcado por las montañas


Foto: Tripadvisor

Vista Flores es una villa muy pintoresca en el departamento de Tunuyán, en el Valle de Uco, casi que no hace falta aclararlo, en la provincia de Mendoza.

Iniciando el recorrido por la ruta N° 92 se empiezan a ver La Posada del Jamón, Atipana, El Viejo Molino, Pulpería La Juntada y el hotel y Restaurante Fuente Mayor entre otros.  

Las bodegas que se hallan aquí son Clos de los Siete, Bodega Diamandes, Cuvelier de Los Andes, Flecha de Los Andes, Bodega Rolland y Bodega Monteviejo conocida por el Wine Rock que ha ganado el  Best of Global Award 2018.

Cerca de Clos de los 7 se encuentra La Morada de los Andes que el dueño es el sommelier Andrés Rosberg. Siguiendo por la ruta N° 94 vas a ver la fabulosa bodega de los hermanos Michelini Super Uco, que ganó el Oro internacional en Prácticas Sustentables por Mendoza.

Continuando por la ruta 94, se alcanza la Trucha Tranqui; Un lugar de soñado con una preciosa laguna, parques y frutales al pie de la cordillera de los Andes la Reserva Natural Manzano Histórico: un entorno natural único por su paisaje de cristalinos arroyos y su riqueza histórico-cultural. En este lugar se halla el paso cordillerano que cruzó el Gral. San Martín cuando regresó de la Campaña Libertadora en 1823.
Es un área de ricos recursos hídricos; presenta importantes masas glaciarias y es cabecera de ríos y arroyos.
Este valle de clima árido, rodeado de picos nevados, quebradas, con gran vegetación y al pie del Manzano es donde el Libertador de América, Gral. José de San Martín, eligió parar y descansar luego de su campaña en Chile y Perú. El nombre de esta área protegida hace referencia a ese momento histórico ya que según los especialistas, el general descansó bajo un pabellón de ponchos, en la actual reserva.
En honor a este hecho se erigió el monumento del prócer, que hoy es un ícono del sitio.
Por su alto valor paisajístico, natural, histórico y cultural, el Manzano Histórico fue declarado reserva natural en el año 1994. 

Hay otras bodegas como Bodega Piedra Negra, la Bodega Giménez Riili, The Vines Resort and Spa , reconocido por Conde Nast Traveler en los Readers’ Choice Awards 2020. Aquí se encuentra el restaurante Siete Fuegos del gran Chef Francis Mallmann y además Casa de Uco: un hotel con restaurante, spa y cancha de tenis.

Fuente:  https://inmendoza.com/paseos/vista-flores-rincones-secretos-al-pie-de-la-montana/

¡Esperamos te haya gustado este recorrido y que pronto podamos viajar todos y todas nuevamente!