Ampimpa: un lugar para conocer el cielo

Los amantes de la astro fotografía, los aficionados a la astronomía y familias enteras eligen el Observatorio Astronómico Ampimpa, en el valle calchaquí tucumano. Una propuesta única en el continente, para hospedarse y conocer los secretos del universo. promos, descuentos y una clave: la carta gourmet temática que lleva a recorrer los sabores del universo.

Uno de los lugares del territorio tucumano donde se alcanza a sentir el cielo está en el Valle Calchaquí, en Ampimpa. Desde este área se aprecian las maravillosas vistas del suelo y del cielo tucumano por lo que los expertos sostienen que este sitio es tal cual su lema: “Una ventana al universo”. Apenas unos 150 kilómetros distan desde San Miguel de Tucumán, pasando por Tafí del Valle hasta llegar a Ampimpa, en el kilómetro 107,5 de la Ruta Provincial 307, muy cerca de Amaicha del Valle.

Con safaris astronómicos y fotográficos; observación de los eclipses de luna como el que ya integra el calendario 2022; expediciones especiales; visitas de estudiantes o familiares, las opciones para disfrutar del cielo, son para todos los gustos, pero la pasión que atrapa a los visitantes es, por supuesto, alojarse en este sitio imperdible, que cuenta con dormis, y disfrutar del abanico de propuestas plenas para conocer los secretos del cosmos.

Quizás desde pequeños nos mostraban señalando en las noches de luna llena este satélite natural que gira alrededor de la Tierra, iluminado por la luz del sol, y que parecía revelar formas que había que adivinar. Toda la vida, niños, adolescentes, deportistas, navegantes y dueños del amor, mirando la luna. Ahora desde lo científico… ¿Cuántas veces hemos tenido la posibilidad de observar la luna y el cielo? Es tan interesante que para quienes se desempeñan trabajando en el Observatorio Astronómico de Ampimpa, el cielo los sigue emocionando. Observar la luna con sus cráteres, es una de las actividades de observación habitual y que subyuga a los anfitriones, a los locales y a los turistas.

Hay más. Mucho más. Un fenómeno especial y que varias personas esperan cada año es el que se produce durante toda una semana en diciembre: la lluvia de estrellas. La observación es a simple vista, y pueden verse unas treinta estrellas fugaces por hora. Aquí en Ampimpa es donde los guías son expertos, saben que en esa semana hay una jornada entera, un día especial, donde esta situación se sucede durante toda la noche. Fantástico, ¿no?

Los recorridos en este sitio son propuestas temáticas que están pensadas y diseñadas para que un público que nada conoce del cosmos, termine conociendo y se convierta en un apasionado. Safaris fotográficos, expediciones especiales y cada actividad planteada en este sitio, para quienes deciden alojarse y disfrutar una jornada a full. Está pensada para saber más sobre los astros.

Lo curioso está también en su origen. Fue creado hacia 1985, cuando se conoció la noticia de la llegada del Cometa Halley. Desde un año antes, los camiones con los elementos y herramientas para construirlo, sumaron también hasta un acoplado que cargaba una grúa. Muchos recuerdan aquel momento. Al final, estuvo todo listo y se pudo ver el cometa, se fotografió y este material fue distinguido por la NASA.

Se vieron fenómenos que aún hoy se continúan relatando. Las opciones para disfrutar se ampliaron y su función didáctica y educativa en 30 años de existencia, además de registrar fenómenos extraordinarios, ha sido motivo para que generaciones de jóvenes conocieran este sitio y muchos se dedicaron a la astronomía o se inclinaron por las ciencias.

De marzo a noviembre es el momento ideal para la observación, porque los cielos son impecables en este lugar, a 2.500 msnm, y donde la gente llega con reserva previa ya qué de 18 a 23 hs. el espectáculo está en el cielo. Los expertos saben que, si la noche se presenta sin luna, la observación será inolvidable. Aquí está todo organizado, hasta el hospedaje en dormis y el desayuno para un público que proviene de toda la Argentina y del Continente entero. Desde las 17 horas se recorre el sendero “Del Big Bang al Hombre” que relata el origen del Universo, la formación del sistema solar, la Tierra y la aparición del ser humano.

Una charla a cielo abierto donde se conocen las estrellas, planetas y satélites, es la antesala de la noche, cuando a las 20.30 se abre la cúpula y se inician las observaciones junto con relatos, explicaciones y datos curiosos hasta las 23. Algunos pueden observar también el cielo de las 4 o 5 am cuando asoman nuevas constelaciones.

La Casa de Té 

Quienes recorren estas latitudes, deben saber que además de visitar el Observatorio, reservando con antelación pueden ir a la Casa de Té, ideal para contemplar los paisajes que se abren desde la cima a 2.560 msnm. La merienda ofrece un menú de tres opciones donde el pan casero, el budín de nueces y la galleta de campo se acompaña en bandejas primorosas confeccionadas en cerámica por los artesanos tucumanos, un humeante café, té negro o mate cocido lo invitan a hacer un alto y conocer el paisaje vallisto del territorio tucumano y su cielo.


El Observatorio de Ampimpa está junto al poblado que le da el nombre y donde viven unas cien familias diaguitas que se dedican a la agricultura familiar, elaboración de quesos y artesanías. El vino patero es un clásico de la zona que tiene características únicas, y también los emprendimientos bodegueros que integran la Ruta del Vino Tucumano son parte de los atractivos. El cielo tucumano tiene su cita en Ampimpa, un lugar para descubrir el origen del Universo. ¿Te lo vas a perder?

Más datos:
Contacto con el Observatorio para reservas: (0381) 156092286 / (0381)4027115

www.tucumanturismo.gob.ar

www.coe.tucuman.gov.ar

Las acequias, maravilloso patrimonio de Mendoza



Las acequias son los canales que caracterizan a la ciudad y la provincia de Mendoza, entre otras localidades.
La palabra es de origen árabe y gracias a este sistema de riego, Mendoza ha pasado de ser un desierto a convertirse en un oasis.

¿Cómo son las acequias?

Son canales prolongados que atraviesan toda la ciudad de Mendoza, van hacia la zona rural y son las que toman el agua de deshielo.
Mendoza posee un clima semi árido y fueron los Huarpes quienes encauzaron el agua proveniente de la cordillera de los Andes. Ellos a su vez vieron este aprovechamiento del Imperio Incaico. Varios de estos canales recibían el nombre del Cacique dueño de la tierra.
Ya en ese entonces y actualmente, los habitantes pueden regar los cultivos agrícolas, viñedos y logran potabilizar el agua que beben.
Según Jorge Ricardo Ponte- investigador y especialista en historia social y urbana de Mendoza- sostiene que el hoy en día canal Cacique Guaymallén se debería llamar Cacique Goazap.

Hay numerosas acequias en otras provincias y en ciudades, sin embargo Mendoza posee 500 kilómetros de acequias, y a través de ellas muchísimos viñedos reciben el agua para mantener sus plantaciones.

Cuando visites Mendoza, alguna ciudad cuyana y otras del norte del país, siempre tené en cuenta que estos canales son los que forman parte de la identidad y sostén de un pueblo. Cuidalos y valoralos. Está en todos y todas preservar el patrimonio de nuestra tierra.

Fuentes consultadas: https://museouniversitariomendoza.wordpress.com/2019/10/17/sistema-de-acequias-y-arboleda-urbana-como-patrimonio-cultural/
https://www.losandes.com.ar/acequias-oasis-gano-desierto-674394/

¡¡Muchas gracias por todas tus visitas y comentarios!!

Miriam Chávez: una Chef luchadora, apasionada y resiliente que emprendió su propio restaurante

Foto: https://ecocuyo.com/

Miriam Chavez nació en Sucre, Bolivia y su infancia la pasó en Salta en la localidad de Cerrillos.
Desde pequeña su familia comenzó a viajar en busca de trabajo, formaron parte de lo que se llaman trabajadores golondrinas. Trabajaron en tabacaleras, cosecharon naranjas, tomates y uvas.

Miriam con 18 años y su familia llegaron a Mendoza en el 1989. La idea era trabajar un año y regresar. Alli consiguieron trabajo en una finca en San Martín. Fueron tiempos duros, en donde el sacrificio de cosechar no era compensado. Durante cinco años, las familia viajó por la provincia como trabajadores golondrinas. Es decir trabajaban, terminaban el trabajo y se iban, volaban del lugar.
En esas idas y venidas alcanzaron San Carlos, departamento del Valle de Uco. El lugar los cautivó por su calidad de vida.

En este sitio vivió con el papá de sus tres hijas: tiempo después cuando la menor tenía cinco, se separaron.
Miriam quedó sola con sus hijas y siguió trabajando de modo temporario, cómo había aprendido. Una amiga le comentó que iban a realizar un gran evento en la Bodega O’ Fournier porque se presentaba Luis Miguel.
El destino le tenía reservada una sorpresa y un giro en su profesión. Ella estaba trabajando en el área de limpieza y le pidieron que diera una mano en la cocina. Miriam realizó esta tarea y otras más con mucha pasión. Allí aprendió y conoció al detalle los productos y los sabores de Mendoza.
Este amor y dedicación la llevaron a ser elegida luego de tres años Chef Ejecutiva de la bodega.
Tiempo después tuvo otro cambio que la impulsó a irse del lugar. Para ese momento, la gastronomía había echado raíces en su corazón y una de sus hijas, la mayor, le sugirió emprender y crear su propio restaurante, así es como nació Atipana, que en lengua quechua significa “Vencer o triunfar luego de una larga lucha”.

Atipana, “Vencer o triunfar luego de una larga lucha”

En noviembre de 2017 Miriam inauguró el restaurante. Cómo todo inicio fue arduo, aunque en una noche de noviembre, siete personas de diferentes nacionalidades, cuando salió a saludar a los comensales la aplaudieron de pie. De ahí en más, las cosas cambiaron para mejor. los comentarios llovieron en Trip Advisor y el éxito comenzó a llegar.

Miriam y su familia están atrás de este hermoso restaurante que crea preparaciones con productos frescos, sirven dos recetas que son los platos estrellas de la casa. Una es el osobuco de ternera sobre crema de papa con una cocción de siete horas y la otra son los ravioles de zucchini rellenos de calabaza con nube de parmesano, muy recomendados para quienes comen sin TACC.
Los productos que emplean son orgánicos, algunos provienen de la huerta que tiene el papá de Miriam, las frutas y verduras responden a la estación del año e inspiran el cambio de menú. Como postre ofrecen un helado de vainilla elaborado por ellas con trazas de Malbec. Las carta de vinos es bastante completa y o bien se puede elegir por botella o el maridaje por Atipana.
Atipana es un bellísimo restaurante que muestra los mejores productos del Valle de Uco y que pone de relieve la gastronomía hecha con amor, con toda la fuerza y la pasión de una familia.

Ubicación: Ruta provincial 94, km 14, Vista Flores
Te: +542612477137
Instagram: @atipana.restaurante

Fuentes consultadas: https://www.mendoza.gov.ar/prensa/miriam-chavez-la-chef-de-las-montanas-reconocida-a-nivel-nacional/
https://www.losandes.com.ar/caminos-sinuosos-de-trabajadora-golondrina-a-duena-de-un-restaurante/

Desde Vinos y Pasiones queremos felicitar a Miriam y a su familia. Agradecer la fuerza y las ganas de superarse.
Miriam es la prueba que siempre estamos aprendiendo y reinventándonos continuamente y que tenemos el deber de perseguir nuestros sueños, trabajar por ellos y concretarlos.

¡Muchas gracias por todos tus lindos comentarios! ¡Buena Vida y buenos vinos!

Bodega Vulliez Sermet y los viñedos del Litoral

Foto: https://termascolon.gov.ar

Viajar, aprender sobre la cultura, los rincones de Argentina y comunicarlos es algo que nos apasiona y claro, más en ésta época donde hace muchos meses que no emprendemos viaje.

Por eso, hoy te presentamos a la Bodega Vulliez Sermet que se encuentra en la localidad de Colón, en la provincia de Entre Ríos.
Una bodega que también cuenta con cabañas y piscina justo al lado de los viñedos.
Para conocer un rincón de nuestro hermoso Litoral y además probar vinos varietales, de corte y espumosos.

Historia de la vitivinicultura de Entre Ríos

A estas tierras llegaron muchos suizos, del cantón de Valais, franceses de Alta Saboya e italianos del Piamonte. allá por el siglo XIX y ellos fueron quienes dieron impulso a la región y a la plantación de vides. Plantaron las variedades Malbec, Isabella, California, Cabernet Sauvignon, Tannat, Pinot Blanc y Semillón en blancas.

Fue Joseph Favre, un inmigrante suizo quien en 1874 dio inicio a la actividad en estos pagos. Tal cual como habían hecho sus abuelos en Europa, construyó su casa y la bodega al lado.
Entre 1894 y 1916 el país en términos de cultivo de la vid creció un 700 %. Para esa época, Entre Ríos era la cuarta productora nacional de vinos y uvas. Poseían 115 bodegas y 2.500 hectáreas de vides. Parte de esa producción se comercializaba en la provincia y a través de los puertos por el transporte marítimo. Se llevaban los productos a Buenos Aires, Rosario y Santa Fe. Y además se exportaba a Uruguay y Brasil.

En esa época había una fuerte cultura del vino y de todo lo relacionado con él. Concordia, Federación y San José eran grandes centros de esta actividad.
Sin embargo, esta floreciente obra a mediados de 1930 comenzó a mermar. Las provincias cordilleranas empezaban a presionar para tener en sus territorios la uva para la vinificación. La crisis de 1930 y posteriormente una ley de 1.936 del presidente Agustín P. Justo prohibió toda comercialización del vino que no fuera de origen cuyano.

Tristemente -contado por padres y abuelos – muchas bodegas de la zona tuvieron que tirar litros de vino a la calle cuando llegaron inspectores a cumplir con la ley. Muchos propietarios conservaron las vides, no así las bodegas. Algunos continuaron elaborando vino patero.
En el lugar de la vitivinicultura creció la citricultura, los cultivos de arroz, la ganadería y en los últimos años la soja.


Foto: https://www.tripadvisor.com.ar/

Cerca del cambio de siglo, en 1998 gracias a la fuerza y la gestión del legislador Augusto Alasino, la actividad volvió a tomar el lugar que le habían arrebatado.
Jesús Vulliez en 2002 compró la vieja bodega a las nietas de Favre, situada en la ruta nacional 165
Esta bodega fue una de las tantas que quedó dejada de lado con la ley de prohibición.

Para alegría de muchos, la ley fue levantada en 1997 y la familia decidió traer a la luz ese preciado propósito de los abuelos.
En el 2003 se comenzó a restaurar la Bodega (la primera luego de la anulación de la ley) y se plantaron tres hectáreas de viñedos.
Actualmente la bodega cuenta con tecnología de avanzada, además que ha conseguido numerosos premios. Recibe visitas para que conozcas los viñedos, la elaboración de los vinos y con la opción de alojarse en unas hermosas cabañas.

Ubicación

La Bodega Vulliez Sermet se encuentra en la Ruta nacional N° 135, en el km 8, frente al acceso de Colón. Mail: bodega@vulliezsermet.com Te: (3447) 505095

Fuentes consultadas: https://www.vullezsermet.com/

https://www.lanacion.com.ar/lifestyle/entre-rios-vuelve-producir-vino-despues-60-nid2302580

Esperamos te hayas gustado la entrada y que pronto podamos volver a viajar.

¡Muchas gracias por todas tus visitas y tus lindos comentarios!

Bodega Aráoz de Lamadrid: arte, naturaleza y el encanto de las sierras cordobesas

Foto: https://www.cordobaturismo.gov.ar/

Boamapa

En San Javier, provincia de Córdoba y rodeada de las sierras se encuentra la bodega Aráoz de Lamadrid conformando la Finca El Tala.
Elaboran artesanalmente vinos blancos, tintos y rosados.

Un emprendimiento familiar que nació fruto de la pasión y de las ganas de disfrutar de una zona tan linda como es San Javier.
Comenzaron en el 2013 con plantación de Malbec y Syrah. Luego, en el 2014 se plantaron Cabernet Sauvignon.

La bodega lleva el nombre de uno de los patriotas más leales y austeros: Aráoz de Lamadrid. Fue un gran soldado, valiente y guerrero. Luego de haber sufrido una contienda en El Tala y que recibió heridas muy importantes sobrevivió y de ahí le quedó el apodo “Lamadrid el Inmortal”.

Una familia apasionada

Una familia que ama lo que hace y quien le da vida a este bellísimo hotel -bodega. Eligieron este lugar para crear una finca con 10 hectáreas ahí nomás del Cerro Los Linderos, en San Javier, valle de Traslasierra.  La bodega tiene un hotel con una hermosa terraza y un jardín botánico. Se ubica equidistante de la localidad de Mina Clavero – a 46 kilómetros- y a 45 de Merlo, en San Luis.
El hotel tiene cinco habitaciones muy hermosas con conexión a Internet, tal cual aclaran los dueños.

Con el maravilloso aire serrano podés disfrutar de estanques con flores de loto y plantas acuáticas. Además, apreciar obras de arte de artistas locales.
El jardín botánico sorprende por la gran variedad de especies que posee.

La Bodega  y el hacedor de vinos

Federico Zaina es el enólogo de la bodega. Es mendocino y con mucha experiencia y conocimiento. Creció mamando todo lo relacionado al vino y las vides, puesto que proviene de familia de pioneros viticultores en Mendoza.

Con dos tanques de fermentación de acero inoxidable de 4.500 kilos y otros de 2.500 kilos. Cuentan con 28 barricas de roble para la guarda del vino.
Entre los viñedos vas a observar árboles de la flora nativa, varios con más de 200 años de vida
Los vinos de la bodega expresan el carácter del valle de Traslasierra.
Desde este lugar se protege cada especie vegetal y animal, tratando lo menos posible de impactar en su hábitat.
Elaboran en blancos Chardonnay y en tintos Malbec, Cabernet Sauvignon, Tannat y Syrah.

Una experiencia única que ofrece un hotel serrano con bodega y viñedos, productos artesanales de la zona, energías limpias, monte nativo, obras de arte de artistas locales, jardín botánico, piscina de verano, habitaciones climatizadas, agroturismo, paseos, wine shop y degustaciones.

Fuente:  https://hotelybodega.com.ar/

Esperemos muy pronto poder viajar a tan hermoso lugar.

¡Muchas gracias por tus lindas visitas y por todos tus comentarios!

Santiago del Estero, principio del vino argentino

ViñedosSantiagodelEstero

Resultado de imagen de santiago dle estero mapa vides

A diferencia de lo que se suele creer, la primera provincia en cultivar plantas de vid fue Santiago del Estero, lindante con Tucumán, en donde se elaboran excelentes vinos.
A nivel mundial Mendoza es la provincia referente en materia de vinos. Sin embargo esta bellísima tierra, de bombos, de chacareras, de gente super cálida, de termas, donde siempre hay tiempo para la siesta fue donde se gestaron los vinos.

¿Cómo sucedió ésto? No había clérigo para celebrar la misa, así fue como el padre Cedrón fue convocado y vino desde Chile a lomo de mula trayendo plantines de vid porque se necesitaba vino para celebrar la misa.
Posteriormente los cultivos se extendieron por Salta y por Cuyo. Sin querer Cedrón sentó las bases de la vitivinicultura en nuestro país.

Luego- como en otras zonas de Argentina- en 1877 llegaron los inmigrantes italianos a la zona del Zanjón y trajeron los conocimientos para trabajar la tierra y para elaborar vinos.
Así contrario a los que se creyó por años, diferente a lo que pensaron muchas personas, la primera provincia de Argentina que recibió el elixir de Baco, fue Santiago del Estero.

Bodega Finca María del Pilar

Esta bodega se halla en Higuera Chacra, en el departamento de Robles, a 25 kilómetros de la ciudad de Santiago del Estero. La familia Luna apostó a un cambio de paradigma para la provincia y puso foco en rescatar esa tradición del padre Cedrón. Se aventuró a plantar vid y les fue muy bien a tal punto que continuaron con la producción agrícola, de maíz, chanchos, gallinas y vacas que tenían antes de esta pasión.
Todo empezó como un hobby. Fueron invirtiendo en diferentes cepas. En visitas a zonas llanas con territorios que no tuvieran altura -como los de Santiago- visitaron Colón, Entre Ríos, Santa Rosa de Calamuchita, en Córdoba que se dedicaban a la producción de vinos.

En uno de esos encuentros y paseos por los caminos del vino, pasaron por Jesús María, en Córdoba y alguien muy atinado les sugirió que probaran hacer vino en Santiago.
Lejos de considerar que era algo raro o difícil, continuaron investigando y haciendo un trabajo fino hasta que obtuvieron el visto bueno del INV. Entonces compraron 1,000 plantas y decidieron emprender esta actividad que tanto les gusta.

Así en el 2012 compraron Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot. Y al ver que las vides crecían, adquirieron 1.500 y 2.000 plantas más.
Una cosa llevó a la otra y empezaron a pensar en la bodega, que construyeron en el 2015. Todo lo han hecho a pulmón y despacio.
Primero fue un sótano para guardar el vino y luego crearon el sector de las maquinarias. Apostaron a tanques de acero inoxidables y a una fermentadora.

Hoy felices saben que cuentan con una bodega artesanal. Lo mejor es que trabajan con gente de la zona como en Beltrán que tienen un agricultor, en Vilmer y en Bandera.
Bodega Finca María del Pilar es el primer emprendimiento en la provincia, en Santiago del Estero, conocida hoy como “Madre de Ciudades, cuna de vinos” y recuperaron una actividad que supo ser la que forjó las bases de una industria que da trabajo y hace feliz a mucha gente.

Los Luna siguen pensando en ampliarse y van a crear un restaurante y un hotel chico.
Cuando esta situación pase, te esperan con brazos abiertos, porque además de la visita a los viñedos, frutales y olivos, realizan cabalgatas para grandes y chicos.

Felicitaciones a la familia Luna que reinvindicó la tierra donde la vid llegó y se aquerenció, gracias a un visionario, el padre Cedrón.

Ubicación
22 de abril – Higuera Chacra, Robles
Te: ( 0385) 420-6096
Fuente: Bodega Finca del Pilar

Esperamos te haya gustado la entrada y queremos agradecerte por tu compañía en este hermoso viaje.

Bodega del Desierto, vinos de La Pampa

Foto: gentileza Patagonia Vinos.

Inauguramos un nuevo espacio en Vinos y Pasiones en donde están incluidas las provincias vitivinícolas. La idea es ir agregando información sobre viñedos, terruños, turismo del Vino, las actividades que ofrecen las bodegas y todo lo referido al mundo de esta encantadora bebida. Así, cuando esta situación pase puedas volver a viajar y conocer bellísimos lugares en donde los viñedos son protagonistas.

MapargLaPampaHoy te presentamos la Bodega del Desierto que se halla en la provincia de La Pampa, en la localidad de 25 de Mayo, el extremo oeste de la ruta provincial N° 20 en la Patagonia Argentina.
Contra todos los pronósticos, allá por el 2001 cuando un grupo de emprendedores apasionados pensaron en plantar vides. La pregunta fue ¿vinos en La Pampa? Muchas personas decían que no era posible, sin embargo desde bodega del Desierto confiaron y escucharon a un grupo de expertos que le decían que si se podían plantar vinos en esta provincia y en esa localidad. Y ese fue el comienzo de un hermosa aventura.

La Bodega del Desierto es la prueba que nada está dicho en varios órdenes de la vida y sobre todo cuando nos referimos a áreas vitivinícolas. Por el contrario, la provincia de La Pampa presenta condiciones ambientales sumamente favorables para el desarrollo de la producción vitivinícola.

Terroir pampeano
25DEMAYOmapaRegión austral y de vientos predominantes. En pleno desierto patagónico, en el Alto Valle del Río Colorado, los suelos son áridos, aluvionales, ricos en minerales y pedregosos.
Las viñas están conducidas por espaldero, reciben más de 2.000 horas de sol. Se hallan en un desierto soleado, ventoso, muy seco y con enormes diferencias de temperatura entre el día y la noche. Gracias al río Colorado (el más importante de la provincia y su límite sur con Río Negro) puede desarrollarse la vitivinicultura con muy buenas condiciones.
Con este tipo de terruño los vinos suelen ser de personalidad y con complejidad.
El régimen de pluviometría es de 180 milímetros anuales.

Las 140 hectáreas actuales se plantaron en dos grandes etapas. En 2001, las primeras variedades fueron de Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Syrah y Chardonnay. Dos años más tarde, se Pinot Noir, Malbec, Sauvignon Blanc y Viognier.

En el 2003 se añadieron varietales de Pinot Noir, Sauvignon Blanc y Viognier.
Se incorporaron barricas de roble de Francia y Estados Unidos y se reutilizó un instalación de 2500 metros cuadrados con el objetivo de utilizarla para la elaboración y el almacenamiento. Su capacidad de molienda es de alrededor de 1.5 millones de kilos.

El enólogo Sebastián Cavagnaro está trabajando día a día en los viñedos de la línea de vinos  Desierto 25, Desierto Pampa y los espumantes Pampa Mía.
Desde el año 2003 la bodega cuenta con el  asesoramiento del enólogo Paul Hobbs.

Bodega del Desierto entiende que cada año que transcurre la tierra ofrece su amabilidad y muestra secretos nuevos que se trasladan a vinos de aromas seductores y atractivos.
La Pampa y sus viñedos ofrecen un mapa vivitinícola diferente y fascinante por conocer.

Ubicación

Ruta Provincial 34 km. 2 – Colonia 25 de Mayo.
Te:  (0299) 494 8870

Fuente: http://www.bodegadeldesierto.com.ar/

Esperamos te haya gustado esta entrada y hayas viajado virtualmente a esta provincia de Argentina y a sus viñedos.

¡¡Queremos agradecerte por todas tus visitas y por tus me gusta!!

Bodegas San Huberto, viñedos a los pies de la sierra de Velasco

BodegaSanHuberto
Foto: bodegassanhuberto.com.ar

LaRiojaAHoy – hasta que esta situación pase – viajamos virtualmente a las Bodegas San Huberto. Una empresa que tal cual indica en su portal  poseen dos unidades productivas  en Argentina: una en la provincia de La Rioja, en el departamento de Castro Barros, localidad de Aminga, en el área conocida como la costa riojana y la otra en Vistalba provincia de Mendoza.

En China a 100 kilómetros de Pekin, cuentan con una unidad productiva en  Huailai y la lupa está puesta en la creación de vinos premium. Con estándares internacionales poseen una planta con tecnología de avanzada.
Las Bodegas San Huberto pertenecen al grupo Spadone.

Terroir de Aminga

MapaLariojaLos viñedos se hallan a 1.450 mts sobre el nivel del mar lo que brinda una gran amplitud térmica, esto redunda en bajas temperaturas nocturnas donde la planta puede descansar y acumula azúcares, y altas temperaturas diarias que favorecen la máxima expresión de color.

Los suelos de Aminga que se hallan al pie de la Sierra de Velasco son arenosos y profundos.
El clima es seco con muy pocas precipitaciones en el año (120mm.). Los veranos son muy cálidos e inviernos muy fríos y con vientos moderados.
También tienen finca en la zona de Anillaco.
La región cuenta con gran amplitud térmica y con mucha luminosidad con el 95 % de los días a cielo abierto.
Este tipo de condiciones ayudan a que las variedades expresen lo mejor y se logran buena maduración y óptimos niveles de azúcares y altos índices de color.

Estas condiciones favorecen la expresión de todas las variedades finas, obteniendo buenos niveles de azúcares (que determinan excelentes grados alcohólicos), altos índices de color, excelentes calidades de taninos y una óptima sanidad.
Los viñedos reciben riego por goteo y tienen plantadas las variedades de Torrontés, Sauvignon Blanc, Semillón, Moscato Giallo y Chardonnay en blancas y  Malbec, Bonarda, Cabernet Sauvignon, Syrah, Petit Verdot y Merlot en cepas tintas.

View this post on Instagram

🍷 AT HOME 🍷

A post shared by @ bodegas_sanhuberto on

Bodegas San Huberto posee la línea de vinos joven, reserva y premium.
De las primeras líneas se encuentran bajo los vinos San Huberto y como los premium se comercializan bajo la línea Nina como blend de 50% Petit Verdot – 30% Cabernet Sauvignon y 20% Malbec, un varietal de Petit Verdot y un corte de Cabernet Sauvignon y Malbec.
San Huberto exporta desde Argentina  vinos a Estados Unidos, México, Perú, Colombia, Paraguay, Brasil, Uruguay, Reino Unido, Polonia, Austria, Holanda, Dinamarca, República Checa, China, Taiwan, Singapur, Japón y Australia.

PiletasHormigon
Foto: https://www.winesofargentina.org/

Ubicación
Ruta Nacional 75 Km 82,5
Te: 03827- 494387
exports@bodegassanhuberto.com.ar

Fuente: http://www.bodegassanhuberto.com.ar/ar/#bodegas

Esperamos te haya gustado la entrada y pronto podamos volver a viajar para visitar tan linda provincia y esta maravillosa bodega.

Andeluna, un lugar de inspiración y magia

Andeluna
Foto: https://vinosybuenvivir.com/

La Bodega Andeluna que se halla en Gualtallary, en Valle de Uco, provincia de Mendoza tiene un gran respeto por la naturaleza y el terruño. Prueba de ello es que en el 2005 fue construida empleando materiales de la zona. Así en su arquitectura enaltece y acompaña el entorno de montañas y viñedos.
A sólo 50 minutos de la ciudad de Mendoza una experiencia especial y para disfrutar la montaña a pleno.

La historia de Andeluna
El inicio de la bodega tiene que ver con Ward Lay, apasionado de la Argentina y de su gente que quiso invertir allá por los 90′.
Nacido en Atlanta, Estados Unidos e hijo del inventor de Fritto Lay llegó a Argentina y en el 2003 se unió con la familia Reina Rutini y con la asesoría de Michel Rolland nació Andeluna.
En Octubre de 2011 se produjo la muerte de Lay, sin embargo gracias al esfuerzo su Dirección Andeluna continuó y la familia Barale que estaba en la actividad vitivinícola se hizo cargo de la bodega a partir del 2013.
De este modo los Barale ponen el foco en elaborar vinos de alta gama. La familia tiene una trayectoria de más de 10 años en el universo del vino como dueños de Finca Martha en Villa Atuel.
Han puesto la lupa en reconvertir la bodega – pasaron de tener 13 etiquetas a 26- y a resaltar el grupo humano, como así también apostar a la innovación.

La Bodega
Cuenta con una capacidad aproximada a 1.5 millones de litros en tanques de acero inoxidable, además posee una cava subterránea con 1.000 barricas de roble y capacidad para una estiba de botellas de alrededor de un millón.
Con esferas de cerámica en donde fermentan jugo de uva de variedades blancas y conservan vinos tintos.
Posee Fudres (son toneles para vinos) de roble francés de 2.000 litros de capacidad y ánforas de barro.
Andeluna fue reconocida por la Organización Mundial del Turismo como una experiencia modelo en Enoturismo.

Terruño
La bodega sostiene una concepción integral del terroir y de los factores que lo  componen: el clima, el ser humano, la vid y el suelo. Prestan atención a cada detalle de la naturaleza y a la uva que luego con la ayuda del enólogo, del ingeniero agrónomo y de todo un equipo va a expresar toda su tipicidad.
A más de 1.300 sobre el nivel del mar en Gualtallary Tupungato, las plantas de la vid cuentan con mañanas y noches bien frescas, con amplitud térmica que ayuda a desarrollar todos los compuestos fenólicos.

El enólogo de Andeluna
Manuel González -acompañado con la asesoría de Hans Vinding Diers – es el Chief Winemaker y ha realizado vendimias en California, Francia y España. Viene de familia de viticultores sus abuelos y padres fueron sus grandes referentes y quienes l.
Apasionado de las plantas, la naturaleza y la tierra compartido horas y horas de trabajo con grandes asesores como Paul Hobbs, Alberto Antonini y Michel Rolland.
Un enamorado de la vitivinicultura, entiende que el terroir de Gualtallary tiene mucho para dar. A Manuel le fascinan las vides, la tierra y las raíces. Todo lo que sabe y las vendimias que ha realizado en variados países vitivinícolas lo plasma en su escritura que es otra de sus pasiones.

Sabores de Gualtallary
La bodega ofrece un bellísimo restaurante que – a pesar del aislamiento – ha podido retomar las actividades con todo el protocolo necesario.
Platos increíbles y maridajes con vistas impresionantes a la cordillera y al volcán Tupungato.

Esperamos hayas disfrutado de esta entrada y viajado por un rato a la encantadora y maravillosa Mendoza.

Fuentes consultadas: https://vinosybuenvivir.com/una-experiencia-memorable-en-andeluna/
https://www.andeluna.com.ar/

¡Qué siempre tengas a tu lado personas con linda energía!

Paco Puga y los rincones del valle Calchaquí

PacoPuga
Foto: https://www.elporvenirdecafayate.com/

Sencillo, sanjuanino de pura cepa, generoso hasta la médula a la hora de brindar conocimientos, un enólogo que se aquerenció en la bellísima Cafayate. ciudad que se encuentra al sur de la provincia de Salta en el norte argentino.
En el 2003 comenzó a trabajar en la Bodega El Esteco. Desde ese momento Paco se sintió atraído por esta localidad tan particular.

Paisajes de Cafayate
Además de tener paisajes increíbles Cafayate creció mucho gracias a inversiones empresarias en el mundo del vino.
Se encuentra a 189 kilómetros de la ciudad de Salta , se llega a ella por medio de la ruta nacional N° 68, pasando por las localidades de Cerrillos, la Merced, el Carril, Coronel Moldes, la Viña y Talampampa, desde este lugar se alcanza la fascinante Quebrada de las Conchas que posee formaciones rocosas bien contrastantes y cambiantes que atrae a cualquier visitante desprevenido.
Así se van sucediendo formas como la garganta del diablo, el anfiteatro, el sapo, el fraile, las ventanas y los castillos todas productos de la erosión del viento y del paso del tiempo.

Posteriormente la ruta circula entre una serie de dunas y médanos. Después de contemplar y pasar por viñedos, a unos kilómetros más se llega a Cafayate.
Esta localidad tiene un halo mágico, atmósfera pueblerina de caminar sin prisa. De tardes marcadas por la siesta y de actividad tranquila alrededor de la plaza principal.
En su contorno hay varias casas que venden artesanías, tejidos, ollas de barro y cestería maravillosa y característica del lugar.
Tiene su propia ruta del vino, hermosa y para tomarse un par de días para conocerla.

Este lugar es el que eligió Paco, ya que cuando estaba en San Juan, una persona le hablaba mucho de estos pagos y de los buenos vinos que se elaboran. Así fue como en el 2003 a Puga le salió una oportunidad laboral en la bodega El Esteco. Según Paco Cafayate lo hechizó y desde ese entonces no se quiso ir.
Cafayate tiene un no sé qué,  su gente, clima, cultura todo la vuelve hermosa.

Paco estudió en la Escuela de Viticultura y Enología de San Juan y egresó con el título de Viticultor Enólogo. Su primera vendimia la hizo en la Bourgogne, en Francia, en 1998.
Desde ese año es cuando Cafayate comienza a cambiar su perfil enológico de la mano de enólogos como José Luis Mounier y Luis Asmet.

Hoy en día Paco conoce el Valle Calchaquí como la palma de su mano. Desde hace 16 años viene capacitándose en los terroirs salteños. Ha trabajado como enólogo en la Bodega El Esteco, del Grupo Peñaflor y también para Hess Family, en los inicios como asistente de Colomé y después como enólogo principal en Amalaya. Aquí es donde Puga pudo  aprender mucho del enólogo Thibaut Delmotte y además de Randle Johnson un asesor californiano.
Desde octubre del 2016 trabaja como enólogo principal en Bodega El Porvenir.

Vinos de salteños
Los vinos del norte de Argentina son diferentes a los del resto del país, ya que tienen buena concentración tanto en nariz como en boca. Para los enólogos es un desafío que el vino conserve la identidad del Valle Calchaquí y a la vez refleje toda la fuerza, la belleza y las características.
Puga no sólo elabora los excelentes vinos de Bodega El Porvenir sino que también crea muy buenos elixires con amigos. Algunos son L’Amitié, Tordos y Mugrón. Para conocerlos más, visitá la entrada de Ozono Drinks de “Los Vinos  de Paco Puga” en donde refleja la pasión y el conocimiento que este gran enólogo tiene sobre Cafayate.

Ojalá pronto puedas escuchar a Paco en algún seminario o taller, es una experiencia única, un recorrido por el valle Calchaquí apasionante, inmenso y hermoso, que te enamora y que te invita a querer viajar ya.
Paco tiene la humildad de los grandes, de los que en la vida las cosas se le han dado gracias a su esfuerzo, su perseverancia, su talento y su amor por los vinos.
Ojalá pronto pruebes varios de sus vinos que son el alma del valle Calchaquí y la esencia de su gente.

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”
                                                                                                          Amelia Earhar

¡¡Qué tengas un gran día!!