Finca Sophenia, una vivencia inolvidable

FincaSophenia
Foto: Finca Sophenia

Finca Sophenia, nació en 1997 cuando en el terruño de Gualtallary no había bodegas. Se gestó gracias a las pasiones y a la amistad de dos emprendedores Roberto de Luka y Gustavo Benvenuto. El nombre Sophenia surge como idea de ambos, porque son las iniciales de los nombres de sus hijas: Sophia y Eugenia amigas desde los tres años.

Finca Sophenia se halla en la bellísima provincia de Mendoza, a 1200 metros sobre el nivel del mar en la localidad de Gualtallary, en Tupungato que pertenece al Valle de Uco.
El ideólogo es Roberto de Luka, quien eligió este lugar para lograr vinos con muy alta calidad.
La comercialización de los vinos comenzó en el 2004 y hoy en día los vinos se exportan a 25 países. A destinos como Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos, Japón, China México y Brasil como los países en donde más reciben los vinos de Finca Sophenia.
La bodega está catalogada como Estate Winery, es decir que los vino que elabora son con uvas que crecen en su finca, los vinos se elaboran ahí mismo.

Enamorado del cielo de Tupungato
Nieto de abuelos croatas y recibido de Ciencias Económicas. Trabajó muy poco como contador y además en varias empresas, una de las cuales compró  la Bodega Finca Flichman. Ese fue un antes y un después, porque Roberto ni bien conoció el mundo del vino quedó enamorado.
El elixir de Baco y el cielo estrellado de Tupungato, movieron a Roberto para que iniciara un proyecto magnífico.
Con Gustavo Benvenuto – padre de una de las compañeras del colegio de su hija – casi al pasar comentaron que querían hacer algo juntos como plantar una viña. Tuvieron éxito y luego de un tiempo se sumaron tres socios más.
Así nació entonces Finca Sophenia por la unión de los nombres de las hijas de Roberto y de Gustavo. Sophia y Eugenia.
El clima de Gualtallary es ideal porque cuenta con una gran amplitud térmica entre el día y la noche. Esto hace que la uva madure lentamente, lográndose vinos expresivos y elegantes.
En la zona los suelos son aluvionales, del río las Tunas, con bastantes piedras y con un excelente drenaje.

Equipo enológico
Las personas que conforman la enología de esta bodega es la Ingeniera Julia Halupczok y con la asesoría de enólogo Matias Michellini.
Julia es mendocina, curiosa y apasionada, posee mucha experiencia en lo que respecta a crear vinos. Trabajó en varias bodegas y además en Estados Unidos, en Sonoma Valley uno de los centros de producción de vino en California.
Julia disfruta de otro proyecto junto a Celina Fernández, que se llama Pulso en donde destacan el terroir y que la naturaleza se exprese por medio de la vid.
La bodega comercializa tres marcas Sophenia Synthesis, Finca Sophenia y Altosur.

Cuidando la tierra y a las personas
Finca Sophenia en agosto de este año logró el Protocolo de Autoevaluación de Sustentabilidad Vitivinícola de Bodegas de Argentina. De este modo la bodega cuida el uso del agua, reutilizándola para el riego. Así también separa los residuos como otra práctica importante y que ayuda al cuidado del terroir.
De este modo se protege el medio ambiente, se valora el respeto por la comunidad de Tupungato, por las personas que trabajan en la bodega y por los proveedores.

En este hermoso video vas a ver reflejados la visión y los valores de la bodega, contada por sus protagonistas.

Visitas a la bodega
Una visita maravillosa que no podés perderte. Vas conocer la bodega y los viñedos. Además vas a aprender de aromas y sabores a través de los grandes vinos de la zona de Gualtallary, Tupungato, Valle de Uco.
La Bodega se encuentra en la Ruta Provincial N° 89, Km 12.5.
Mail: consultas@sophenia.com.ar
Te: +54 2622 489680

Fuentes consultadas: https://thebigwinetheory.com/2013/01/31/finca-sophenia-sintesis-de-gran-vino/
http://www.sophenia.com.ar/esp/index.php

Esperamos te haya gustado esta entrada y estés motivado/motivada para conocer tan fabulosa bodega.

“Hazlo, y si te da miedo, hazlo con miedo”.

 

2 comentarios sobre “Finca Sophenia, una vivencia inolvidable

  1. Muy bueno el video de Finca Sophenia, historias como estas te transportan al lugar SIN cerrar los ojos. Medio muchas ganas de visitarla en mi inevitable visita a Mendoza. Gracias por compartir sus sueños con este regalo de la naturaleza que tanto cuidan y valoran.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .