Todo pasa, Santa Rosa y el despertar de mi mamá

Hoy nos pusimos en tono reflexivo.
Todo pasa y todo toma su propio curso. No importa lo que te esté sucediendo, no importa si la situación es insostenible. Llega el momento en que ese ciclo, termina.

Si sos seguidor del blog, te habrás enterado que mi mamá pasó por un proceso muy difícil, su vida fue puesta en jaque. De repente, a nosotros, a su familia y amigos, se
nos vino el mundo abajo. Lo mismo me dijo mi papá cuando le pregunté como estaba.
El año pasado Ana, tuvo un derrame cerebral, producto de un aneurisma. Entró en coma y gracias a Dios, despertó al noveno día.
Empezamos a entrar en una marea de sentimientos, miedos, emociones que parecía no tener fin. Hubo que levar velas porque la tormenta estuvo muy fuerte.
El primer vendaval había pasado, sin embargo nos dábamos cuenta que estábamos por
atravesar otro. Es decir, pasó lo del aneurisma y sus médicos nos decían que había que esperar las 48 horas, luego rezar porque se despertara. Ver cómo se iba a despertar. Todo fue paso a paso, guiados por tantos médicos, enfermeros, personal de la salud, terapistas, neurólogos. Seres que en este año que se cumple se me vienen sus rostros y sus palabras de aliento, de calidez, de solidaridad, de amor.
Fuimos apoyados y sostenidos por nuestros familiares y amigos, de un modo maravilloso.
Es difícil transmitir lo que sentí, cuando mi mamá abrió los ojos, un 30 de agosto. Recuerdo que iba caminando por el pasillo de la terapia de Cemic- el sanatorio- escuela que la atendió-  como siempre pensando que esté mejor, que esté mejor, cual mantra.
Llegué a su habitación y vi que se movía y que tenía los ojos abiertos, ¡¡empecé a dar pequeños saltos!! Busqué la mirada de la enfermera y sonreí y ella a mi, uní las manos a modo de rezo. Giré sobre mi, y con mis ojos, mi cuerpo y mi mano le indicaba a mi papá que se apurara, él venía con paso más lento.
¡Uffff nos encontramos con otra Ana! Volvió a nacer, un dia de Santa Rosa, claro que su aspecto, (jamás le sacamos una foto) no era muy parecida a la que conocíamos, poco importaba (por consejo de María del Carmen de mi tía médica) había que continuamente brindarle buena vibra y verla superando todo ésto.

Su rostro parecía preguntar qué le había pasado (hay tanto que se desconoce de un estado de coma).
Siempre le poníamos manteca de cacao en los labios, crema en el cuerpo y desde ya música. Le hablábamos mucho, ese pequeño tiempo lo estirábamos para que sintiera nuestra presencia. Continuamente nos esforzábamos en comprender cómo hacía una familia, cuando la capitana, no se podía conducir por ella misma.
Si así como lo lees, mi mamá por su forma de ser, por quizá ser mujer (perdón a los hombres), por su historia de vida, siempre fue la que ha manejado su casa, las compras, el calendario cumpleañero, ha elaborado menúes, creado y modificado recetas “a piacere”. Fue la consejera de muchos familiares y amigos, la escucha, la directora, la ecónoma, la relacionista pública. Si bien de profesión ama de casa, creo lleva muchas profesiones dentro.
Varios de nosotros, tuvimos que hacernos cargo de esos roles, asumir otros también…Te imaginarás que no fue fácil. Sus nietos también vieron a otra abuela.

Salimos a flote, aprendimos cosas, nos escuchamos más, nos replanteamos pensamientos y modos de vida. Cosas que queríamos hacer y cosas que no. La vida toda pasó por un tamiz.
Nos fortalecimos como personas, y como familia. Es que cuando la vida está en juego, el tiempo apremia, no se te pasa por la cabeza ninguna excusa, hay que actuar, entrar en sintonía con médicos, enfermeras, asistentes terapéuticos, no se puede andar con rodeos.
La vida, la entendimos como un regalo y de a poco el vendaval, fue dando paso a paso a una brisa…La lluvia se había ido. Nos relajamos un poco, y además entramos en un diálogo y fluir con médicos, enfermeros, profesionales todos de la salud.
Ni que hablar de nuestra querida familia y amigos. Personas de nuestros trabajos, siempre preguntándome cómo estaba mi mamá. A vos tía, tío, amigos, GRACIAS!!

Hoy les cuento que está muy bien.  Por ahora no camina. Sin embargo, desde que salió de AlCLA, la clínica de rehabilitación que estuvo hasta marzo de este año (2017)- afrontó la vida con una energía admirable.
Tiene cuidadoras divinas, que le ayudan en su día a día, y le dan una mano gigante a mi papá. Él de pronto tomó el timón de la casa. No cocinaba, a no ser la salsa de los domingos y de vez en cuando pizza. Pues ahora es sorprendente todo lo que hace.
Mis padres me dan el ejemplo de lo que es honrar la vida.
Siguen viviendo el día a día y queriendo saber cómo está cada uno de sus familiares.
Querido lector, muchas gracias por tu compañía y tu empuje. Recordá todo pasa, cualquier instancia que estés pasando, acordate, se sale, porque la vida se impone.

A nuestros amigos, familiares, compañeros de trabajo, vecinos y a todo el personal de la salud que estuvieron a nuestro lado: ¡¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!!
20170404_224133

“La vida es un himno, cántalo…La vida es vida, defiéndela”
                                                                                                                 Madre Teresa de Calcuta

A dos años de los sucedido, mi mamá está dando sus primeros pasos, con Nestor su kinesiólogo, con Yolanda, Sonia y Silvia sus cuidadoras.
30-08-2018

2 comentarios sobre “Todo pasa, Santa Rosa y el despertar de mi mamá

  1. Querida bloguera…me hiciste emocionar!!! la vida misma es un milagro y todo puede pasar cuando tienes mucha fé !!!

    Me encantó la nota como todas, aunque no responda a todas. Siempre aprendo algo de ellas y/o me dejan reflexionando. Congratulations!!

    Que este ejemplo del despertar a la vida te inspire laboralmente.- Besos, clau

    ________________________________

    Me gusta

  2. Hola Clau, ¿cómo estás? ¡Y vos me hiciste emocionar a mi!
    Muchas gracias porque desde el comienzo has estado leyendo el blog y has compartdo brillantes y afectuosos comentarios.
    ¡Es la idea! Transmitir que con fe, con fortaleza todo toma su curso y las cosas buenas suceden.
    Es muy lindo tenerte como amiga sommelier y como lectora. ¡¡Muchas gracias!!
    ¡¡Ja,ja, que la inspiración se haga presente en muchas àreas de nuestras vidas!!
    Un placer!
    Besos,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .