Casera y deliciosa mermelada de quinotos

20170731_063406De chica no comía nada de quinotos, mi hermano Pablo deliraba por los quinotos en almíbar que una amiga de la familia – Elba -cuando era tiempo del fruto siempre le regalaba.
Los quinotos para mí entraban en la categoría de producto no deseado.
Ahora entiendo, cuando somos niños/niñas, somos cerrados a probar nuevos sabores, seguramente te habrá pasado y ves que tus chicos son muy categóricos al decir no a algún alimento o preparación.

20170827_110616Mi experiencia con los quinotos cambió de grande y tuvo que ver en eso, Agustín, que una de las Feria Internacional del libro de Buenos Aires compró el libro «La fábrica de dulces y mermeladas» de Cokina (2012).
¡Ya elaboró tres mermeladas que resultaron exquisitas y exitosas!
Te compartimos una de las recetas. Si te gustan los quinotos, aprovechala, ya que su temporada es muy corta.

Los quinotos provienen de China, llegaron a Occidente traídos por un escocés, explorador y naturalista  Robert Fortune. Actualmente se cultiva además del Lejano Oriente, en el sur de Estados Unidos, en Australia, algunos países del Mediterráneo, también en Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala y Sudáfrica.
En nuestro país se cultiva en la zona de Entre Ríos y en la provincia de Buenos Aires.

Ingredientes 
– 1 kg. de quinotos
– 700 grs. de azúcar (Agus se arriesgó y puso 500 grs y a nuestro entender quedó muy bien igual)
– 2 naranjas (jugo y ralladura sin los hollejos)
– 1 taza de agua

Preparación
1- Lava muy bien los quinotos y las naranjas con un cepillo. Cortá los quinotos en rodajas y sacales las semillas.
2- Colocá las rodajas de quinotos en una cacerola y agregales el agua, junto con el jugo y la ralladura de las naranjas.
3- Cociná durante 15 minutos, hasta que las cáscaras estén tiernas. Incorporá el azúcar y bajá el fuego.
4- Seguí cocinando hasta que la preparación esté a punto mermelada.
5-Envasar el dulce en frascos previamente esterilizados*. Tapar y esterilizar durante 20 minutos.
6- Acomodá los frascos boca abajo, sobre un repasador y dejalos resposar hasta que se enfríen.
7- Disfrutá de esta mermelada y sorprendé a los tuyos.

* Para el esterilizado de los frascos: lavás los envases y las tapas con agua y jabón. Enjuagalos con agua caliente. Colocá los frascos, lavados y húmedos, sobre una asadera forrada con papel aluminio. Por último introducilos al horno precalentado a 160°, durante 10 minutos. Luego reservalos.

Que tengas en tu vida muchos momentos de dulzura y felicidad.
¡Muchas gracias por brindarnos tu dulce compañía!

¿Y, qué te parece la elaboración? ¿Tenés quinotos por tu lugar?

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.