Casera y deliciosa mermelada de quinotos

20170731_063406De chica no comía nada de quinotos, mi hermano Pablo deliraba por los quinotos en almíbar que una amiga de mi mamá, Elba cuando era tiempo del fruto siempre le regalaba.
Los quinotos para mi entraban en la categoría de producto no deseado.
Ahora entiendo, de pequeños, somos cerrados a probar nuevos sabores, seguramente te habrá pasado y ves que tus chicos son muy categóricos al decir no a algún alimento o preparación.

20170827_110616Mi experiencia con los quinotos cambió de grande y tuvo que ver en eso, Agustín, que en la última Feria Internacional del libro de Buenos Aires compró el libro “La fábrica de dulces y mermeladas” de Cokina (2012).
¡Ya elaboró tres mermeladas que resultaron exquisitas y exitosas!
Te compartimos una de las recetas. Si te gustan los quinotos, aprovechala, ya que su temporada es muy corta.

Los quinotos provienen de China, llegaron a Occidente traídos por un escocés, explorador y naturalista  Robert Fortune. Actualmente se cultiva además del Lejano Oriente, en el sur de Estados Unidos, en Australia, algunos países del Mediterráneo, también en Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala y Sudáfrica.
En nuestro país se cultiva en la zona de Entre Ríos y en la provincia de Buenos Aires.

Ingredientes 
– 1 kg. de quinotos
– 700 grs. de azúcar (Agus se arriesgó y puso 500 grs y a nuestro entender quedó muy bien igual)
– 2 naranjas (jugo y ralladura sin los hollejos)
– 1 taza de agua

Preparación
1- Lava muy bien los quinotos y las naranjas con un cepillo. Cortá los quinotos en rodajas y sacales las semillas.
2- Colocá las rodajas de quinotos en una cacerola y agregales el agua, junto con el jugo y la ralladura de las naranjas.
3- Cociná durante 15 minutos, hasta que las cáscaras estén tiernas. Incorporá el azúcar y bajá el fuego.
4- Seguí cocinando hasta que la preparación esté a punto mermelada.
5-Envasar el dulce en frascos previamente esterilizados*. Tapar y esterilizar durante 20 minutos.
6- Acomodá los frascos boca abajo, sobre un repasador y dejalos resposar hasta que se enfríen.
7- Disfrutá de esta mermelada y sorprendé a los tuyos.

* Para el esterilizado de los frascos: lavás los envases y las tapas con agua y jabón. Enjuagalos con agua caliente. Colocá los frascos, lavados y húmedos, sobre una asadera forrada con papel aluminio. Por último introducilos al horno precalentado a 160°, durante 10 minutos. Luego reservalos.

Que tengas en tu vida muchos momentos de dulzura y felicidad.
¡Muchas gracias por brindarnos tu dulce compañía!

¿Y, qué te parece la elaboración? ¿La harías? ¿Tenés quinotos por tu lugar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .