Buenos hábitos de un bebedor responsable

Tomarvino
Foto: iStock

Te compartimos una nota de Laura Ortiz, sommelier internacional certificada, consultora, líder en vinos. Es cocinera, super entendida en maridaje, bartender, perfumista, diseñadora de tes y técnica en aceites de oliva.

Todos tenemos hábitos, desde ya al menos nosotros vamos por los buenos.
En el arte de beber un vino, sucede lo mismo siempre hay que ir por los hábitos que hagan disfrutar aún más la experiencia y cuidarnos a nosotros y a nuestros seres queridos.
Además recordar que alcohol está prohibido para los menores de 18 años.
Vamos!!

1- Beber responsablemente
No tenés que hacerlo en exceso, siempre comé algo antes, tomá mucha agua y otra cosa super importante: si bebés nunca conduzcas.

2 – Comprar en una tienda especializada
Se venden vinos en diversos sitios, en supermercados, almacenes, por Internet.
Lo mejor es comprar vinos en lugares especializados, en vinotecas, donde haya sommeliers que puedan explicarte las características del vino, con qué podés maridarlo, otros detalles que a vos te importen. Además en estos espacios sabés que el vino fue guardado correctamente.

3- Conservar en un lugar indicado
Un lugar indicado para un vino es donde haya baja temperatura, que no tenga grandes variaciones de temperaturas, que tenga algo de humedad.
Así que una vez que hayas comprado el vino, nada de guardarlo en la “bodeguita” de la cocina, donde están todos los calores y aromas intensos.
Aquí tenés más información sobre guardarlos correctamente.

4- Servir a la temperatura correcta
Donde vayas o donde estés como buen bebedor tenés que saber qué la temperatura con la cual se sirve el vino influye mucho en apreciarlo en su totalidad.
Por eso es importante sepas que cada vino dependiendo si es espumante, tranquilo, blanco, tinto o fortificado tiene su temperatura adecuada.
– Espumantes: de 6 a 8 °
– Blancos jóvenes de 7 a 10 °
– Blancos de guarda (comercializados en general como roble) de 10 a 12°
– Rosados de 10 a 12°
– Tintos de 16 a 18 °
– Tintos de guarda 18 a 20 °
– Cosechas tardías de 8 a 12°
– Fortificados de 18 a 20 °
De modo más sencillo, se puede decir que los espumantes y blancos pueden ser bebidos recién salidos de la heladera.
En el caso de los tintos, no te guíes por lo que se ha escuchado por años a “temperatura ambiente” porque esa temperatura puede ser de 20, 30 o más grados y te aseguramos que sea el vino que sea, no lo vas a disfrutar.
Refrescá los tintos en una frapera con hielo o dales un toque de heladera.

5- Elegir la copa adecuada
Parece un detalle no relevante, sin embargo lo es.
Para los espumantes la copa flauta viene muy bien, sino copa de vino blanco, que son más pequeñas que las de tintos.
Los vinos blancos a veces liberan más rápido los aromas, además se sirve menos cantidad para evitar que gane temperatura.

6- Vino con borras o sedimentos
Es lo que le queda al vino al fondo de la botella.
Sacate de la cabeza que al vino le sucede algo malo. Es el resultado de vinos que han sido poco intervenidos en su elaboración, es decir que no han sido filtrados, clarificados o estabilizados. Lo mejor, si tenés un decanter ponelo allí y sino tené cuidado al servir la última copa que las borras no vayan en ésta.

7- Un buen acuerdo, un buen maridaje
Ya hemos hablado en el blog sobre qué platos son los indicados para cada estilo de vino.
Es la hora de la verdad en el disfrute del vino, quien es buen bebedor en general le gusta el buen comer.
Si bien no hay pautas fijas, tiene mucho que ver cómo fue cocinado el alimento, algo muy bueno es dejarse guiar por la intuición. Cómo en las parejas o matrimonios es importante que comida y bebida se complementen y no que uno tape al otro.

8- Moderación por favor
Tanto para vos como para quien esté compartiendo el momento, no tomen en exceso.

9- La compañía
Con quien beber ese vino que elegiste o estuviste guardando es todo un tema cuando no tenés la persona que te acompañe en eso.
Muchos años bebí vino y lo disfruté y no en todas las ocasiones tenía la persona con quien apreciarlo, aún hoy en día de todas formas disfruto tomar una copa de vino sola.
Calma todo llega. Igual, cuando la gente se entera que te gusta el buen beber es muy probable comiencen a consultarte y por ende querer compartir con vos esos bellos momentos.
Demás está decir que beber un buen vino con amigos, familia o con tu sweetheart resulta una experiencia casi perfecta.
Ortiz también sugiere, con lo cual estamos muy de acuerdo: un excelente libro o un hermosa película.

Hasta aquí hábitos de un bebedor responsable. Seguramente vos ya aplicás varios de ellos. ¡Salud!

Fuente: https://winifera.com/7-h%C3%A1bitos-de-un-buen-bebedor-d9caf6812c84

Esperamos te haya gustado la entrada y nos encontramos la próxima
¡¡Muchas gracias por tu linda compañía!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .