Cerro Aconcagua

aconcagua
¡¡Qué cerro!!! Y donde más que en la Argentina, se halla en el noroeste de la provincia de Mendoza, en el parque provincial que lleva el mismo nombre, a 181 Km de la ciudad de Mendoza.
La provincia es conocida también – entre tantas más- porque en ella nacen los mejores vinos del país. El nombre del cerro, que para algunos autores proviene del quechua, significa Centinela de Piedra.
Se puede ver desde la ruta nacional Nº 7 o desde ya, llegar a su base y claro escalarlo, previa adaptación.
Es el gran desafío  de los escaladores y excursionistas a nivel mundial.
Muchas veces me he preguntado que mueve al hombre a realizar semejante proeza. ¡Es una montaña de 6960,80 metros! ¿La subirías?
Soy una enamorada de las montañas, de las sierras. Ya desde chica siempre me ha gustado explorar y treparme por terrenos rocosos. ¡Sin embargo no me daría para escalar el Aconcagua!
Es la montaña más alta del continente americano. Quien decide emprender este reto tiene que saber de técnicas de escalada, gran estado físico y experiencia.
No es para mi, me deslumbran los paisajes y explorar la naturaleza, y reconozco que es una hazaña que no estoy dispuesta a descubrir.
De todas formas, esta entrada la hice pensando en el sentido de la palabra Aconcagua.
Centinela, es el que observa, el testigo de la madre naturaleza.
Se me ocurre pensar que en cada acción que emprendemos podríamos ser más centinelas en nuestras vidas. Con el ritmo que llevamos, a veces nos olvidamos de mirar con atención…Una y otra vez nos metemos como locos en el trajinar de nuestros trabajos, estudios, obligaciones y quizá nos olvidamos de prestar atención a los amaneceres, a los atardeceres, a la lluvia, a las muestras de cariño para nuestros familiares, amigos y a las de ellos.
¡Seamos centinelas! La próxima vez que salgas de tu departamento, de tu casa, observá, contemplá tu alrededor.
Siempre vas a encontrar algo nuevo, vivas donde vivas. Un ave se acercará en tu camino, o el árbol de la esquina florecerá porque es primavera o conocerás a una linda persona. Si vivís en el campo, en la montaña, en la playa seguramente te sea más fácil, porque en los paisajes no urbanos no necesitamos  buscar demasiado para encontrar bellezas.
Eso sí, después de este “observar”, agradecé, agradecé con una linda sonrisa. Esa imagen no va a volver a repetirse, porque mañana va a ser un día nuevo y porque estamos destinados a vivir a pleno.
¡¡Que este mes, tengas muchas oportunidades de ser un Aconcagua!!

¡¡Muchas gracias por leernos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .